Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Germánica > Grupo occidental > Lengua yiddish
Lengua yiddish

Situación geográfica

Historia

La lengua yiddish es una de las derivaciones que la lengua judaica ha tenido, aunque en términos cuantitativos fue la más importante. El origen del yiddish hay que trazarlo hasta la época medieval germana, cuando los desplazados judíos adoptaron la lengua alemana (alto alemán medio, especialmente los dialectos meridionales) adaptándola y mezclándola con elementos de hebreo y arameo para uso religioso. A esos judíos se les denomina askenazis y consisten de los habitantes de las regiones centrales y orientales de Europa para diferenciarlos de los sefarditas, originarios de España y de las partes meridionales de Europa. Los judíos europeos orientales desarrollaron un yiddish más lejano del alto alemán que los judíos moradores en tierras alemanas, debido a la influencia báltica, lo que derivó en la existencia de dos dialectos yiddish: el occidental y el oriental.

El yiddish es el resultado de una complicada unión lingüística de tres componentes: el germánico (el dominante desde un punto de vista cuantitativo), derivado de las variedades urbanas medievales del alto alemán medio; el semita, derivado del hebreo y del arameo pos-clásicos, y, ya dentro de los dialectos modernos, el eslavo (del polaco, ucraniano, bielorruso y ruso). Aparte del vocabulario, estos tres componentes han contribuido en mayor o menor medida a la fonología, morfología, sintaxis y semántica de la lengua; la fusión entre ellos ha sido muy fecunda.

Esta nueva civilización judía recibió el nombre de Askenaz, un término que en un principio significaba "Alemania", pero que pasó a utilizarse para aludir a todas las tierras colindantes a las ocupadas por los askenazíes y, finalmente, a toda su cultura per se. Muy pronto, Askenaz se escindió de los decadentes núcleos de autoridad rabínica en Cercano Oriente y evolucionó de modo autónomo. El edicto contra la poligamia, dictado por Rabeynu Gershom (aprox. 960-1028) a fines del milenio, constituyó su simbólica declaración de independencia.

De las tres lenguas semíticas instaladas en el centro de Europa la única lengua vernácula era el yiddish. Aunque las tres lenguas (hebreo, arameo y yiddish) se utilizaban por escrito, el yiddish se empleó en un principio para obras laicas y correspondencia privada, mientras que para la correspondencia comunitaria, los comentarios bíblicos y toda una serie de géneros se prefería el hebreo; el arameo, por su parte, se utilizaba para los dos géneros "más cultos": los tratados legales (especialmente comentarios sobre el Talmud y sobre otros comentarios ya existentes) y la Cábala (misticismo judío).

A lo largo de su historia, los hablantes de yiddish han retenido altos niveles de bilingüismo, usando el alfabeto arameo para la escritura aunque con normas propias ortográficas. Se pueden distinguir tres períodos en la lengua yiddish:

  • Yiddish primitivo (hasta el 1250) y evidenciado por glosas marginales. 

  • Antiguo Yiddish (c. 1250-1500). Desde el siglo XII al XVI los askenazis se esparcieron por los territorios eslavos (la actual Polonia, Ucrania, Bielorrusia, Rusia y Lituania) y su lengua adoptó elementos eslavos.

  • Yiddish Medio (c. 1500-c. 1700), periodo en el que el centro de gravedad se mueve hacia el este.

  • Yiddish Moderno (desde c. 1700). 

Desde el siglo XVII en adelante, su lengua difería los suficiente de la de los judíos que se habían quedado en las regiones germano hablantes, lo que justificó la división entre yiddish oriental y yiddish occidental. Esta última variante comenzó a declinar hacia finales del siglo XVIII y despareció casi completamente durante el siglo XIX. Por el contrario en el este y durante el siglo XIX la lengua vio un resurgimiento, pues los artistas, socialistas y propagandistas religiosos, en lugar de usar el hebreo, alemán o eslavo, usaban la lengua hablada por el pueblo judío: el yiddish. En 1908 en una conferencia celebrada en Czernowitz (en la actual Ucrania) el yiddish fue aceptado como 'lengua nacional de pueblo judío'. El yiddish continuó floreciendo en la literatura, el teatro y la prensa, siendo la lengua de la educación, con Varsovia y Vilnius como centros intelectuales, desarrollándose una lengua normativa a partir de los dialectos yiddish polaco y lituano.

Sin embargo el Holocausto de seis millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial provocó la dispersión de los supervivientes y la asimilación del ruso en la antigua Unión Soviética, del inglés en Norteamérica y del hebreo en Israel. 

Hubo un intento de construir un hogar judío dentro de la URSS, en una especie de Comunidad Autónoma situada en el extremo oriental de Siberia, pero el experimento no tuvo éxito.

Datos

Actualmente se calcula que hablan yiddish entre 1 y 3 millones de judíos, la mitad de los cuales residen en USA. Especialmente es mantenido en comunidades ortodoxas, donde se usa entre los miembros de la misma como lengua del grupo, el hebreo se reserva para la religión y la lengua co-territorial para el contacto con los de fuera.

En 1995 el Consejo de Europa aprobó una resolución por la que se garantizaba apoyo a la lengua y cultura yiddish. El yiddish continúa siendo cultivado como lengua vernáculo natural entre muchos grupos de judíos hasidi (chasidim) "ultra-ortodoxos", encargados de conservar el askenazi como una civilización en toda su integridad. La fuerte resistencia a la asimilación y los altos porcentajes de natalidad han llevado a los demógrafos a predecir que, en un plazo de cien años, habrá un millón de chasidim de habla yiddish.

En la actualidad, cuentan con sustanciosas comunidades en Amberes, Londres y vínculos muy estrechos con los centros más importantes de Estados Unidos e Israel. En Europa oriental se habla en algunos lugares de Bielorrusia y Ucrania, también hay pequeñas comunidades en Alsacia, Holanda y Suiza, así como en la provincia autónoma judía, con capital en Birobijan, en Siberia oriental, en la Federación Rusa. En 1989 se contabilizaron en la Unión Soviética 150.000 hablantes, pero el número actual puede ser mucho menor. En términos generales está amenazada.

Dialectos

En su momento de máxima expansión geográfica (siglo XVI), el yiddish abarcaba desde Holanda e Italia (al oeste) hasta Rusia (el este). El yiddish occidental, la facción más antigua, comprendía a su vez el yiddish noroccidental (Holanda, norte de Alemania y Dinamarca) y el yiddish sudoccidental (Alsacia, Suiza y sur de Alemania). El yiddish oriental, por su parte, contaba con tres dialectos principales: el nororiental (Lituania, Bielorrusia, Letonia conocido popularmente como 'lituano'; el centro-oriental (Polonia y Hungría, denominado popularmente 'polaco'), y el suroriental (Ucrania y Rumania, por lo general conocido como 'ucraniano' o 'volinio').

Los dialectos actuales de yiddish son los siguientes:

  • Central, también denominado polaco.

  • Septentrional o lituano, aunque extendido por grandes zonas del territorio bielorruso.

  • Meridional o ucraniano.

El criterio fonológico para estas divisiones se refleja en las variantes para la frase 'comprar carne': en yiddish occidental kafn flash, en el central es kojfn flash, en el sudoriental kojfn flejs y en el nororiental kefjn flejs. Otras diferencias fonológicas y léxicas refuerzan la singularidad del dialecto occidental. En el este, el dialecto central se distingue por un juego completo de contrastes en la longitud de la vocal, mientras que las variedades sudorientales han hecho cambios en la calidad vocálica que han originado hont 'mano', huz 'casa' y rign 'lluvia'. El dialecto nororiental se caracteriza por la pérdida del género neutro. 

El yiddish normativo está inspirado en su pronunciación por los dialectos septentrionales aunque la gramática tiene influencia meridional. El alemán ha contribuido también a la normalización del yiddish, especialmente por aquellos que contemplaban al yiddish como una corrupción del alemán.

Escritura

El sistema de escritura yiddish es el histórico alfabeto judío (hebreo). Este alfabeto contaba únicamente con consonantes. Desde sus primeros estadios, el yiddish recicló letras ya en desuso (antiguas consonantes semitas que no se utilizaban) para convertirlas en vocales y, así, lograr una representación fonética que fue perfeccionada a lo largo de los siglos.


Juan 3:16 en yiddish

Gramática

Una de las grandes influencia en el yiddish ha sido el vocabulario hebreo (o más exactamente hebreo-arameo) y eso no sólo en lo que concierne al uso religioso sino también en palabras de uso cotidiano que no tienen particular conexión con el modo de vida judío. Las palabras hebero-arameas fueron trasladadas al yiddish en su pronunciación askenazi, aunque en Israel la pronunciación es según los judíos sefarditas. Cuando los nombres hebreo-arameos se trasladaron al yiddish se usaron con la formación distintiva del plural según las normas hebreas, no según las normas del alemán.

La otra gran influencia en el desarrollo del yiddish fueron las lenguas eslavas, pues los judíos se movieron hacia le este, junto con la expansión germana de la Edad Media, aprovechando también las facilidades que en materia de tolerancia religiosa daba el Reino de Polonia. De manera que en las regiones donde habitaban hablantes eslavos el yiddish fue sometido a fuerte influencia léxica, morfológica, fonológica y sintáctica de las lenguas eslavas. Muchas palabras de uso cotidiano son eslavas en origen (káchke 'pato', en polaco kachka; táte 'padre', en checo tata).

Las vocales en yiddish normativo consiste las vocales simples i, e, a, o y u y los diptongos ej, aj y oj. Bajo influencia eslava han surgido una serie de consonantes palatales. La letra yiddish x que corresponde a la alemana ch no tiene variante palatal; el sonido /ng/ es simplemente una variante posicional de n, no habiendo oclusiva glotal. Las palabras de origen hebreo-arameo y eslavo han introducido una rica variedad de grupos consonánticos que no existen en alemán.

Las desinencia de los casos han sido preservadas solo en el singular y aparecen en modificadores de nombres pero raramente en los nombres en sí. Los casos dativo y acusativo se han fusionado en el masculino mientras que el nominativo y el acusativo lo han hecho en el femenino y el neutro. Todas las preposiciones gobiernan el caso dativo. El sistema para formar nombres plurales, de origen alemán, se enriquece por elementos de origen hebreo. Muchos nombres difieren de sus cognados alemanes tanto en género como en forma plural. El yidddish posee un sistema bien desarrollado de diminutivos de origen alemán pero de base gramatical eslava. Ha desaparecido la distinción de otras lenguas germanas entre adjetivos fuertes y débiles. El verbo se conjuga solo en el presente de indicativo, expresándose los demás tiempos y modos mediante palabras auxiliares. En el orden de la frase el verbo sigue al sujeto.

Alfabeto Yiddish

Letra

Nombre

Valor

Instituto Científico de Yiddish1

Otro

Notas

א

(shtumer) alef

-

-(')

 

muda; inicial delante de i, u, ey, ay, oy

pasekh alef

[]

a

א

*

komets alef

[]

o

 

*

ב

beys

[b]

b

 

veys

[v]

v (]

ב

sólo en palabras semíticas; nunca inicial

ג

giml

[g]

g

 

 

ד

daled

[d]

d

 

 

ה

hey

[h]

h

 

 

ו

vov

[]

u (w)

 

 

melupm vov

[]

u

ו

*; sólo después de װ v; antes de י y

װ

tsvey vovn

[v]

v

 

*

וי

vov-yud

[j]

oy

 

*

ז

zayen

[z]

z

 

 

זש

zayen-shin

[]

zh

 

*

ח

khes

[x]

kh ()

 

sólo en palabras semíticas

ט

tes

[t]

t ()

 

 

טש

tes-shin

[t]

tsh

 

*

י

yud

[j]  

 

antes o después de vocal

 

 

[]

i

 

entre consonantes

 

 

[-j]

y

 

después de t, d, s, z, l, n y antes de vocal indica las palatales en palabras de origen eslavo

khirik yud

[]

i

י

*; después de י y inicial; después de vocales

ײ

tsvey yudn

[εj]

ey

 

*

pasekh tsvey yudn

[j]

ay

ײ

*

kof

[k]

k

כ

sólo en palabras semíticas

כך

khof, khof final

[x]

kh ()

 

 

ל

lamed

[ł, l, ]

l

 

 

םמ

mem, shlos mem

[m]

m

 

 

ןנ

nun, nun final

[n]

n

 

 

ס

samekh

[s]

s

 

 

ע

ayin

[ε]

e (')

 

sin acento = [] o [] dependiendo del dialecto

pey

[p]

p

 

 

פֿף

fey, fey final

[f]

f ()

פ

 

ץצ

tsadek, tsadek lange

[ts]

ts ()

 

 

ק

kuf

[k]

k (q)

 

 

ך

reysh

[]

r

 

 

ש

shin

[]

sh (š)

 

 

sin

[s]

s (ś)

ש

sólo en palabras semíticas

'tof

[t]

t

ת

sólo en palabras semíticas

ת

sof

[s]

s ()

 

sólo en palabras semíticas; nunca inicial

1 Transliteración del Instituto; la hebrea va entre paréntesis.

Un asterisco indica que la letra no es contemplada por el Instituto como entidad separada para alfabetización.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here