Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Itálica > Grupo Romance > Subgrupo iberorromance > Lengua Valenciana
Lengua Valenciana

Situación geográfica

Historia

La personalidad lingüística de la lengua valenciana ha sido y es objeto de numerosos debates. Para unos no hay tal lengua sino que simplemente se trataría de un dialecto del catalán, tal como lo es el leridano o el rosellonés; para otros se trata de una lengua hermanada con el catalán pero con sus propias características históricas y gramaticales que la distinguen. Lo que lingüísticamente importa es que ambas, catalán y valenciano, no son sino dos caras de una misma moneda, de manera que podríamos hablar de una lengua catalana-valenciana. Los valencianos generalmente rehúsan llamar a su lengua catalán aunque los baleáricos no. Los catalanes y los baleáricos rechazan, a su vez, denominar a su lengua valenciano. No obstante todos ellos reconocen la unidad de la lengua, si bien disienten en la denominación para nombrarla y, lo que es más importante, en el desarrollo histórico que las diversas modalidades de la lengua ha tenido. Las cuestiones nacionalistas y políticas no son ajenas a este debate.

Para explicar las relaciones entre ambas se han expuesto dos teorías, aunque recientemente se ha sumado una tercera al debate.

  1. La teoría catalanista. Que tiene como ámbito de proyección geográfica a Valencia y Cataluña teniendo un solo objeto lingüístico común para toda la región: el catalán. Esta postura en lo que respecta a la continuidad del valenciano es rupturista, en el sentido de considerar al valenciano como el resultado de la irrupción del catalán en tierras valencianas como consecuencia de la conquista del reino de Valencia por Jaime I en 1238. Según esta idea la invasión islámica del siglo VII en la Península Ibérica produjo un corte político y cultural de tal envergadura que la población valenciana, entre otras, fue totalmente asimilada, perdiendo sus raíces y su lengua. Posteriormente, con la conquista de Valencia por Jaime I se habría producido una especie de vacío que fue llenado con la llegada de pobladores de origen aragonés, catalán y castellano, habiendo por tanto un antes y un después, sin solución de continuidad, a la Conquista. Por lo tanto, el valenciano no sería más que el habla catalana traída por los recién llegados con ingredientes aragoneses y castellanos. La teoría catalanista es la más extendida tanto en el campo lingüístico como en el social y el político.

  2. La teoría valencianista. Que explica la existencia del valenciano a través de la continuidad poblacional y lingüística en Valencia durante el dominio musulmán, de ahí que se le conozca como teoría continuista. Según los defensores de esta postura hay evidencias que hacen pensar que durante la dominación musulmana el romance hablado en Valencia no se pierde sino que pervive y evoluciona en la parla romanç que se desarrollará en el romanç valencià. Por ejemplo, el testimonio de la toponimia testifica que en el momento en el que Jaime I conquista Valencia el habla romance autóctona tenía vitalidad; igualmente es unánime el veredicto de arabistas cuando hablan de la diglosia (árabe y romance) y hasta triglosia (árabe clásico, árabe dialectal y romance) practicada en la España musulmana. Los responsables de mantener la lengua durante la dominación musulmana en Valencia no fueron otros que los mozárabes allí residentes así como los muladíes, convertidos al Islam pero que practicaron un bilingüismo diglósico: árabe para la administración y la cultura y romanç valencià en sus hogares. La debilidad de esta suposición es la falta de testimonios escritos de esa época que la confirmen. Una de las evidencias que presentan los defensores de la antigüedad del valenciano es la proximidad de las raíces de sus palabras al latín, de donde se deduciría que la lengua valenciana se deriva del latín hablado en la Península Ibérica hasta la invasión musulmana (siglo VIII), la cual aporta arabismos hasta la fecha de la Conquista (siglo XIII) y a partir de ese momento recibe préstamos del catalán, provenzal, aragonés y castellano

  3. La teoría occitanista. Según la cual el catalán, el valenciano y el occitano formarían un grupo de lenguas íntimamente ligadas entre sí y entre las cuales hay un grado de inteligibilidad que permite clasificarlas bajo la categoría de occitano-románicas. En este grupo cabrían el gascón, el provenzal, el valenciano, el catalán, el mallorquín, el lemosín y el languedociano. Esta teoría es rupturista, en el sentido de que la lengua que se va a imponer en Valencia no es la de los pobladores sino la de la Corte de Jaime I, la cual hablaba la lengua provenzal lemosina. Por lo tanto, de acuerdo a esta postura no son los mozárabes ni los catalanes ni los judíos ni los aragoneses quienes imponen su cultura sino la que imperaba en ese tiempo, esto es, la de los trovadores de la Corte del Rey Jaime I.

Un texto en valenciano procedente del libro 'Regiment de la Cosa Pública' de Francesc Eiximenis, nacido en Gerona en 1327 pero emigrado a Valencia desde joven, dice lo siguiente:

"La trenta e dues es que aquesta terra ha lenguatge compost de diverses lengues que li son entor, e de cascuna a retengut ço que millor li es, e ha lexats los pus durs e los pus mals sonants vocables dels altres, he ha presos los millors. E no res menys trobarets dins aquesta beneyta ciutat qui us pot ensenyar les principals lengues del mon. Axi com son lati, ebraych e morisch."

Joanot Martorell (muerto en 1498) fue autor de la celebrada novela Tirant lo Blanch, alabada en el Quijote y salvada de la famosa quema de libros realizada por el cura y el barbero. Debajo tenemos un párrafo (del capítulo 39) del Tirant:

'Com Tirant se partí de I'ermità, content de les bones doctrines que li havia dades. ... E prec-vos que us n'aporteu aquest llibre e el mostreu a monsenyor lo rei e a tots los bons cavallers, per ço que sàpien quina cosa és l'Orde de Cavalleria. E al tornar que fareu vos prec, mon fill, que torneu per ací e que em sapiau dir qui són estats fets novells cavallers, e totes les festes i gales que s'hi faran que jo les puga saber, que us ho tindré a gran servei. E donà-li lo llibre ab lo comiat ensems. Tirant pres lo llibre ab inestimable alegria, faent-li'n ínfinides gràcies, e promèes-li de tornar per ell. Tirant li féu gran reverència, pujà a cavall e tingué son camí.'

El proceso de desarrollo de la lengua tras la Conquista se podría resumir de acuerdo a la siguiente clasificación:

  • Etapa de transición (1238-1395). En la que hay testimonios literarios en la lengua valenciana aunque sin aparecer todavía el gentilicio 'valenciano'. En este periodo se hace referencia a la lengua como romanç, romantio, nostre llatí, romanç pla, lengua vulgar, lengua materna, etc. Ejemplos de ello serían 'Els Fur', 'Chronica de Jaume I', 'Llibre del Consolat de Mar' y textos de Arnau de Vilanova, Pedro Pascual y Francesc Eiximenis.

  • Etapa de implantación (1395-1474). En la que se extiende la denominación lengua valenciana y su uso se hace patente en la administración y en la literatura. Antoni Canals, Bonifaci Ferrer, Vicent Ferrer, Jaume Roig y Joanot Martorell (autor de Tirant lo Blanch) serían algunos de los nombres que usan el valenciano en sus trabajos literarios. Igualmente Ausiàs March (1397-1459), el más grande poeta en la Europa de su tiempo quien compuso Cants d'amor, Cants de mort, Cants morals y Cant espiritual.

  • Etapa de consolidación (1474-1523). En la que resalta la abundancia de material y la conciencia de los escritores de escribir en una lengua diferenciada, como Roiç de Corella, Bernat Fenollar, Miquel Pérez, Joan Esteve, Fra Tomás de Vesach, Luis de Fenollet o Joan Moreno.

  • Etapa de declive (1523-XVII). Castellanización. En la que hay un considerable retroceso al que la Contarreforma no es ajena, tal y como se puede apreciar en el caso de Jeroni Conques.

  • Resurgimiento (1982 en adelante). Cuando oficialmente se reconoce como lengua oficial, junto con el castellano, al valenciano en el articulo 7º del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana.

Datos

La lengua valenciana es hablada por unos 2 millones de personas.

Dialectos

Se pueden notar tres variantes en la lengua todas ellas inteligibles entre sí y que a grandes rasgos corresponden a las provincias de la Comunidad Valenciana: la meridional, correspondiente al territorio de la provincia de Alicante, la central a la de Valencia y la septentrional a la de Castellón.

Escritura

 
Juan 1:1-8 en valenciano

Gramática

 

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here