Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Itálica > Grupo Romance > Lengua Sarda
Lengua Sarda

Situación geográfica

Historia

La lengua sarda es una lengua romance independiente que se ha desarrollado de una forma peculiar al estar enclavada en una isla aislada del continente. Durante la dominación romana fue usada como lugar de encarcelamiento para criminales reincidentes, pasando a formar parte de Bizancio posteriormente, tras lo que cayó en manos musulmanas de donde fue conquistada por la Corona de Aragón, razón por la cual hasta el día de hoy hay un enclave de habla catalana en el puerto de Alghero. En el siglo XVIII la isla se integró en Italia.

El dominio español duró en Cerdeña casi cuatro siglos (de 1327 a 1720); los conquistadores de Cerdeña fueron aragoneses y llevaron a la isla el catalán, pero al lado de esta lengua se fue introduciendo el castellano, especialmente en los centros del Sassarese y de la Gallura. Hasta 1764, el español fue la lengua oficial de los tribunales y las escuelas. Muchos autores sardos escribieron en español y catalán. Es natural, pues, que el español y el catalán dejaran en Cerdeña huellas mayores que cualesquiera que se encuentren en otras partes de Italia, sometidas menos tiempo y menos intensamente a la dominación española. 

Antes de la dominación romana se habló en la isla una lengua o lenguas a las que se ha denominado con el apelativo de paleosardo, de cuyo testimonio hay un número de palabras que tienen elementos en común con el vasco y con el ibérico, aunque otras están relacionadas con lenguas bereberes

Los primeros textos son del siglo XI, si bien la falta de obras literarias con la suficiente categoría, la marcada diferenciación dialectal y la subordinación de las variedades sardas a las diferentes lenguas de los invasores extranjeros explican el hecho de que nunca haya existido una lengua estándar. No obstante, Cerdeña es el lugar que ofrece la cosecha más abundante de textos antiguos en lengua vulgar, en lo que a Italia se refiere. Tal vez la razón se deba a que en la isla hubo poco conocimiento del latín y mucho menos del griego, por lo que la mayoría de documentos oficiales, para ser entendidos, había que redactarlos en sardo.

A pesar de esa abundancia y antigüedad de los textos, la mayoría tienen alto valor lingüístico e histórico-jurídico pero casi ninguno literario. El de abajo es un ejemplo de privilegio logudorés que se remonta a 1080-1085:

'In nomine Domini amen. Ego iudice Mariano de Lacon fazo ista carta ad onore de omnes homiones de Pisas pro xu toloneu ci mi pecterunt: e ego donolislu pro ca lis so ego amicu caru e itsos a mimi; ci nullu imperatore ci lu aet potestare istu locu de non (n)apat comiatu de leearelis toloneu in placitu: de non occidere pisanu ingratis: e ccausa ipsoro ci lis aem leuare ingratis, de facerlis iustitia imperatore ci nce aet exere intu locu. E ccando mi petterum su toloneu, ligatorios ci mi mandarum homines ammicos meos de Pisas, fuit Falceri e Azulinu e Manifridi, ed ego fecindelis carta pro honore de xu piscopu Gelardu e Ocu Biscomte e de omnes ammicos meos de Pisas; Guido de Uabilonia e ILeo su frate, Repaldinu e Gelardu, e Iannellu, e Ualduini, e Bernbardu de Conizo, Francardu e Dodimundu e Brunu e rRannuzu, Euernardu de Garlictu e tTotnulu, pro siant in onore mea ed in aiutoriu de xu locu meu. Custu placitu lis feci per sacramentu ego e domnicellu Petru de Serra, e Gonstantine de Azzem e Uoso Ueccesu e Dorgotori de Ussam e nNiscoli su frate (en)Niscoli de Zor(ie) Mariane de Ussam...'

Datos

La lengua cuenta con 1.600.000 hablantes, es decir alrededor del 70 % de la población de la isla. En 1989 el 31,6% de sus habitantes usaban sólo el italiano con la totalidad de los miembros de su familia y un 54,4% afirmaba que utilizaba exclusivamente o principalmente el italiano fuera de la familia.

Dialectos

El sardo se subdivide en cuatro principales variedades:

  • Logudorés, hablado en el centro de la isla, en la región del Logudoro. Subdividido a su vez en tres variantes: meridional o nuoresa, central y septentrional. El número de hablantes es de unos 500.000; muchos niños aprenden la lengua pero dejan de usarla al llegar a la escuela. Está amenazada.

  • Campidanés, en la parte meridional (Campidano).
    El sardo campidanés cuenta con medio millón de hablantes aproximadamente. Muchos niños aprenden la lengua, pero dejan de usarla en la escuela. Está amenazada.

  • Galurés, en la parte nororiental (Gallura). Su número de hablantes ronda los 100.000, sabiendo muchos niños la lengua pero dejando de usarla al llegar a la escuela. Está amenazada.

  • Sasarés, en la ciudad de Sassari y alrededores. Se trata de un dialecto profundamente influenciado por otras lenguas romances, como ligur y toscano. El número de hablantes es de 100.000. Muchos niños saben la lengua pero ocurre como con el galurés, que dejan de usarla al llegar a la escuela. Está amenazada.

No todos los dialectos que se hablan en la isla se clasifican como sardos pues posiblemente el galurés y el sasarés sean más corsos que sardos, al haber perdido el artículo determinado derivado de ipse. Tal vez fueron llevados allí por refugiados corsos que huían de las vendettas de aquella isla.

Posiblemente el dialecto prototipo de la lengua sea el logudorés, pues al campidanés se le considera más asociado al italiano. No hay una normativa aglutinante que sea capaz de unificar el desarrollo de la lengua, que por otra parte no tiene estatus oficial.

Escritura

 
Lucas 15:10 en sardo

Gramática

Por mucho que Cerdeña estuviera cerca de un siglo dominada por los vándalos (455-534) y apenas un año bajo los ostrogodos (552-553), al parecer los contactos no llegaron a influir notablemente sobre la lengua; casi todos los contados elementos germánicos del sardo han pasado por el italiano o proceden del latín vulgar. 

Las palabras árabes, no muy numerosas, llegaron casi todas a través del español y el catalán, aunque no falte uno que otro elemento árabe directo en la parte meridional de la isla. Más importantes son los elementos griegos, si bien algunas voces greco-bizantinas pudieran haber llegado asimismo por el latín. Mas entre los elementos debidos a superestratos, sin duda son los catalanes y españoles los que han influido mayormente sobre el sardo. 

A veces elementos españoles y catalanes se superpusieron a palabras sardas que desaparecieron por completo o apenas se conservaron en las regiones montañosas del interior; por ejemplo, en toda la isla se encuentra el hispanismo ventana, y sólo en los dialectos más conservadores, por el rumbo de Gennargentu, se dice fronesta < fenestra. Las fiebres (sobre todo palúdicas) se designan en el campidano con la palabra kalentura (español calentura), pero el logudorés y los dialectos del rumbo de Gennargentu conservan continuaciones del latín febre(m)> freba. El clavel se llama gravellu o gravel'u del campidano al nuorese (catalán clavell), pero no faltan los derivados directos del griego latino caryophyllum (> logudorés kolovru, nuorés korófulu). Los vocablos ibéricos (catalanes y españoles) abundan especialmente en la terminología de la administración y de la Iglesia, por ejemplo sa séu, "la catedral" < catalán séu ( < sede(m)tróna, "el púlpito" < catalán trona, etc. Catalana es también, al menos en gran parte, la terminología de la pesca. Sobre el sardo ha sido notable la influencia del italiano, siempre en aumento, sobre todo en los centros urbanos.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here