Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Esteban de Anse (siglo XII)
Esteban de Anse (siglo XII)

Durante el siglo XII se produjo en Lión el nacimiento y difusión de los valdenses, movimiento que pretendía recuperar las raíces de una vida cristiana basada en el Nuevo Testamento. Una de sus señas de identidad, aparte de la pobreza material, era la predicación de los laicos y su insistencia en poner la Sagrada Escritura en la lengua vernácula del pueblo.

Con tal objeto, Valdo, fundador de este movimiento, encargó al sacerdote 'gramático' Esteban de Anse que tradujera una selección de textos a la lengua común. Valdo mismo se encargaría de financiar el proyecto compensando a Esteban, entre otras cosas, con un horno de su propiedad, que años después de Anse donaría a la catedral de San Esteban. El trabajo de traducción hubo de realizarse hacia 1170, fecha en la que Valdo se lanza a predicar en las calles de su ciudad. Pocos años después, cuando los valdenses se presentan ante el III Concilio de Letrán para presentar su proyecto, llevan consigo la traducción de una buena parte de la Biblia: 'Presentaron al Papa un libro escrito en gálico, que contenía el texto y la glosa del Salterio y de muchos escritos del Antiguo y del Nuevo Testamento.'1 Es interesante la expresión 'en gálico' en ese texto, recogida por un testigo presencial de los hechos, y que hace referencia a la lengua vernácula hablada por los valdenses, que seguramente se trataba de alguna variante del provenzal.

Esteban de Borbón, quien escribió en 1250 un tratado titulado De septem donis Spiritus sancti, menciona a los Evangelios como parte de los libros bíblicos traducidos por Esteban de Anse para Valdo; también menciona 'otros libros de la Biblia y fragmentos de los Padres de la Iglesia, reunidos bajo el título de Sentencias.'

1Walter Map, De nugis curialum

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here