Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Benito Arias Montano (1527-1598)
Benito Arias Montano (1527-1598)

Benito Arias Montano, nacido en Fregenal de la Sierra (Extremadura) en 1527 y muerto en Sevilla en 1598, fue uno de los hebraístas más destacados de su tiempo. Hizo sus estudios de lingüística, gramática, retórica y filosofía en Sevilla, que amplió más tarde en la Universidad de Alcalá de Henares, donde en 1548 recibió el título de bachiller en Artes, convirtiéndose, en 1552, en el primer poeta laureado por tal Universidad.


Benito Arias Montano

Asistió al Concilio de Trento y, tras su vuelta a España, se retiró a la Sierra de Aracena (Huelva) donde estaría hasta que fue llamado por Felipe II para ser profesor de lenguas orientales en el monasterio de El Escorial y responsable de su extraordinaria biblioteca. En dicha biblioteca dejaría huella de su saber, pues su sucesor al frente de la misma, fray José de Sigüenza, tiene palabras de elogio hacia su mentor.

Siendo capellán de Felipe II, tuvo que ser la persona que influyera en el ánimo del rey para acometer la empresa de la Biblia Políglota de Amberes, monumental trabajo que emularía a la Biblia Políglota Complutense que impulsara décadas antes el Cardenal Cisneros. Naturalmente la Biblia Regia, que así se denominaba la Políglota de Amberes, no era una simple reedición de la Complutense, sino que tenía importantes innovaciones, como el Nuevo Testamento en caracteres siríacos y hebreos, además de incluir la traducción latina de Sanctes Pagnino que se añadía a la Vulgata latina. Arias Montano revisó la traducción de Pagnino y añadió otro volumen en el que disertaba sobre la geografía bíblica, las medidas hebreas, la disposición del templo, las vestiduras de los sacerdotes y la interpretación de la lengua hebrea.

Todo esto hizo que Arias Montano y su Biblia fueran atacadas y puestas bajo sospecha nada menos que por el mismísimo Tribunal de la Inquisición que veía en la misma un atentado contra la Vulgata y un rabinismo excesivo. Arias Montano se había atrevido a oponer el texto hebreo al de la Vulgata y había dado excesiva autoridad a las paráfrasis arameas. Tenemos en ello una resonancia de lo que ocurrió con fray Luis de León, hasta el punto de que uno de los acusadores de Arias Montano, León de Castro, lo fue también de fray Luis. Al final tanto Arias Montano como la Políglota de Amberes salieron indemnes del ataque y la Biblia se editó en esa ciudad en 1572.

Además de su trabajo en la Políglota de Amberes, Arias Montano escribió Antigüedades Judías (1593), obra en 9 tomos en la que trata de los nombres propios y comunes caldeos, hebreos, griegos y latinos que aparecen en la Biblia, Retórica (1569), Salmos de David y otros profetas (1571) escrita en versos latinos. También escribió una Historia Natural (1601) y Cartas.

Tras rechazar un obispado y otras dignidades eclesiásticas que el rey le ofreciera, se retiró a Sevilla donde, cansado y enfermo, murió.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here