Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Miles Coverdale (1488?-1569)
Miles Coverdale (1488?-1569)

Miles Coverdale (nacido en ¿1488?, en York, Yorkshire [actualmente en North Yorkshire], Inglaterra y muerto el 20 de enero de 1569 en Londres), fue formado en Cambridge como fraile agustino y ordenado sacerdote (1514) en Norwich. En Cambridge recibió la influencia de su prior, Robert Barnes, quien le puso en contacto con las doctrinas de hombres como Erasmo, Lutero y Tyndale.

En 1528, en Essex, comenzó a predicar contra el uso de las imágenes y la misa; a esas alturas Coverdale ya estaba saturado de las ideas de la Reforma. Viaja al continente, donde se encuentra con Tyndale en Hamburgo y allí es donde le ayuda a traducir el Pentateuco (1529), asentándose luego en Amberes, donde traduce los Salmos y Eclesiastés. Hacia 1534 comienza su propia traducción de la Biblia.

Su traducción está dividida en seis partes, como la de Lutero, si bien los capítulos están divididos en párrafos sin numeración sistemática. Las notas explicativas, que no son muchas, tienen que ver con lecturas alternativas y las referencias marginales son muy abundantes.  La traducción no la hizo del hebreo y el griego, sino del alemán y del latín. A diferencia de Tyndale, Coverdale no era un erudito en aquellas lenguas sino en estas últimas. Para su trabajo se sirvió de las traducciones de Jerónimo, Pagnino, Lutero, los traductores de la Biblia de Zurich y de Tyndale. La traducción de Coverdale no buscaba beneficiar a ninguna de las distintas facciones protestantes que para ese entonces ya existían en Europa.


Enrique VIII

Se la dedicó a Enrique VIII, con la esperanza de recibir el patrocinio real o incluso la licencia real, pero sin éxito. El mandato de Thomas Cromwell (1536) de que la Biblia, en latín e inglés, fuera colocada en las iglesias sin duda se refiere a esta edición, pero tal orden no se llegó a cumplir. Sin embargo, pronto se solicitaría una nueva traducción y la segunda edición de la obra de Coverdale publicada (1537) en folio y cuarto, se convertiría en la primera Biblia impresa en inglés y con licencia real. Esta es la denominada "Matthew Bible" que, bajo este nombre, eludió la prohibición real sobre la obra de Tyndale. De esta manera  la traducción de Tyndale llegaba, por fin, al pueblo inglés.

Seis copias se pusieron en la Antigua Iglesia de San Pablo para lectura pública, abarrotando el pueblo la iglesia para escuchar su lectura. Un hombre se ponía en el leccionario y leía hasta que su voz se quebraba, siendo sustituido por otro que continuaba la lectura.

En 1540 la política religiosa de Enrique VIII le obligó a huir del país y asentarse en Estrasburgo, donde permaneció hasta la muerte del rey. A su vuelta fue consagrado obispo de Exeter (1551), pero bajo el reinado de María Tudor perdió su obispado, librando su vida de la muerte gracias a la intercesión a su favor del rey Christian de Dinamarca, país al que pudo retirarse; de allí viajó a Ginebra.

Tras la muerte de María Tudor y el ascenso al trono de Isabel I volvió a su patria participando en la consagración del arzobispo Matthew Parker, pero Coverdale no recuperó su obispado perdido, a causa de su abandono de los principios episcopales mantenidos por la iglesia anglicana; abandono en el que seguramente hubo de influir su estancia en Ginebra, donde se puso en contacto con el presbiterianismo. Murió a los 81 años de edad.

Un biógrafo suyo que le conoció personalmente lo describe de esta manera: 

"Predicaba cada domingo y leía dos veces por semana en alguna iglesia de la ciudad de Exeter. Era, según su nivel de vida, muy hospitalario, sobrio en la dieta, piadoso en su vida, amigo de los piadosos, generoso hacia los pobres y cortés hacia todos. Desprovisto de orgullo y lleno de humildad, aborrecía la codicia y era enemigo de todos los hombres desalmados y perversos... Su esposa, una mujer sobria, casta y piadosa. Su casa y familia, otra iglesia en la cual se ejercía toda piedad y virtud. Nadie que viviera en su casa dejaba de dar, de tiempo en tiempo, testimonio de su fe y religión..."


Portada de la Gran Biblia

In the begynnynge was the worde, and the worde was with God, and God was ye worde. The same was in the begynnynge wt God. All thinges were made by the same, and without the same was made nothinge that was made.
Juan 1:1-3 en la traducción de Coverdale

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here