Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Juan de Lizarraga (1506-1601)
Juan de Lizarraga (1506-1601)

La Reforma y la traducción de la Biblia

Un común denominador que la Reforma produjo allá donde entró es la traducción de la Biblia a las lenguas vernáculas. La historia de la Reforma en el reino de Navarra tiene antiguas raíces, porque esta región, que correspondería a lo que hoy es el País Vasco francés, fue fuertemente influida por las sacudidas espirituales provenientes de Alemania y Ginebra.


Juan 1-18 en vascuence

La Reina de Navarra, protectora de la Reforma

Margarita de Navarra
Margarita de Navarra

De hecho, durante el reinado de Margarita de Navarra (figura lateral), este reino se convirtió en refugio y vivero de la Reforma; la misma reina era simpatizante activa e incluso escribió una obra que, según el sentir de los inquisidores, rezumaba protestantismo por todos sus poros.

La hija y sucesora al trono de Margarita, Juana de Albret, siguió en los pasos de su madre y bajo sus auspicios se llevó a cabo la traducción del Nuevo Testamento a la Linguæ Navarrorum, es decir, al euskera.

Juana de Albret, casada con Antonio de Borbón, calvinista, fue la madre del que sería el primer rey de la dinastía borbónica, Enrique IV de Francia, aquel que, por razones de Estado, pronunció la famosa frase: "París bien vale una misa." Pero eso es otra historia.

El mapa inferior muestra los territorios controlados por la casa de Albret y la de Borbón. El matrimonio de Juana de Albret, hija de Margarita de Navarra, con Antonio de Borbón reunirá todos esos territorios bajo un solo control. Dada la identificación de Juana de Albret y Antonio de Borbón con la Reforma, esos territorios se convertirán en zonas de acogida para numerosos refugiados protestantes.

Un vasco singular

Juana de Albret
Juana de Albret, reina de Navarra

El personaje encargado de llevar a cabo la traducción al vasco del Nuevo Testamento fue Joannes de Lizarraga (1506-1601 ), nacido en Beraskoitze, (Laburdi). Los datos sobre su juventud son escasos, si bien sabemos que fue ordenado sacerdote, pero que en 1559 se convierte al evangelio lo cual le acarrea persecución y encarcelamiento y, como muchos otros protestantes, encuentra asilo al amparo de Juana III de Albret, reina de Navarra (figura a la izquierda).


Portada del Nuevo Testamento de Lizarraga

El erudito

Lizarraga conocía, además del euskera, el francés, el castellano, el latín y el griego, y precisamente en esta cualidad de lingüista es en la que su nombre va a sobresalir y la lengua vasca va a tener una deuda impagable de gratitud hacia él. Se ha dicho que

"Lizarraga es para el euskera... como Shakespeare para el inglés, como S. Jerónimo para el latín... como Lutero para el alemán."
(Historia del Protestantismo en el País Vasco, J M. Olaizola, página 175).

La traducción del Nuevo Testamento

Para su traducción utilizó el texto griego del Nuevo Testamento preparado por Erasmo de Rotterdam, el mismo que usara Lutero para su traducción al alemán. Dado el alto concepto que Lizarraga tenía del Nuevo Testamento como Palabra de Dios, su traducción es muy fiel al original, rayando a veces en excesivo literalismo, pero esto es propio de las traducciones del siglo XVI hechas por protestantes, leales al lema: Sola Scriptura.

En la portada de la edición del Nuevo Testamento aparece el escudo de armas de la reina de Navarra. El Nuevo Testamento fue impreso en La Rochelle en 1571. Además de dicha traducción, Lizarraga, bajo el patrocinio de la reina Juana, también trabajó en verter varias obras de Juan Calvino al euskera. 

De las dificultades inherentes a la traducción, debidas a la diversidad del euskera, da testimonio él mismo: "Todo el mundo sabe qué diferencia y qué diversidad hay en el País Vasco en la manera de hablar, casi hasta de casa en casa." Por eso se considera la obra de Lizarraga el primer precedente para sentar las bases de una gramática unificada del euskera. Murió a una edad muy avanzada.


Facsímil de las dos primeras páginas del evangelio de S. Juan en la traducción de Lizarraga


Facsímil de los cinco primeros versículos del evangelio de S. Juan en la traducción de Lizarraga

Enlaces

· Testamentu Berria
PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here