Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > William Morgan (1545-1604)
William Morgan (1545-1604)

William Morgan (nacido c. 1545 en Caernarvon, Caernarvonshire, Gales y muerto el 10 de septiembre de 1604, en St. Asaph, Flintshire) siendo hijo de Lowri y John ap Morgan. A la edad de 20 años entró en el colegio St John de Cambridge, graduándose como bachiller tres años más tarde y alcanzando la licenciatura y el doctorado en teología en 1578 y 1583, respectivamente.


William Morgan

Durante sus estudios asistió a las clases impartidas por el erudito en hebreo Immanuel Tremellius, quien fue profesor en esa universidad desde 1550 a 1569. La influencia de Tremellius fue un factor decisivo en la obra que posteriormente haría de Morgan una figura de renombre.

Fue también durante su estancia en Cambridge que Morgan fue atraído hacia el protestantismo, siendo ordenado diácono en 1568 y obispo de Llandaff en 1595. En 1601 fue trasladado al obispado de St. Asaph, donde pastorearía esa iglesia hasta su muerte.

William Morgan ha pasado a la historia principalmente por el trabajo de traducción de la Biblia a la lengua galesa, contribuyendo de manera decisiva por medio de esta obra al desarrollo espiritual y lingüístico de Gales, dando a su pueblo una seña de identidad característica. De la importancia de la misma da cuenta el hecho de que se la ha comparado con la que significó la King James Bible para el inglés o la traducción de Lutero para el alemán.

Por un Acta del Parlamento en 1563 se permitía la traducción de la Biblia y el Libro de Oración al galés "porque la lengua inglesa no es comprendida por la mayor parte de los obedientes súbditos de su Majestad que habitan en Gales." Esto muestra que era la vitalidad de la lengua galesa y no su debilidad lo que exigía la existencia de una Biblia galesa. Esta medida de Isabel I contrasta con la orden prohibitiva dada por su padre, Enrique VIII, tiempo atrás acerca del uso de la lengua galesa en asuntos seculares, lo cual es fiel exponente del giro que las cosas habían dado en el lapso de una generación.

En una carta escrita en latín a la reina Isabel I le dedica su trabajo, implorando bendiga el fruto de su esfuerzo. La traducción está hecha a partir del hebreo y del griego, lenguas en las que el Antiguo y Nuevo Testamento fueron escritas, respectivamente. En la portada de la Biblia aparece el texto de 2 Timoteo 3:15 "... las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es Cristo Jesús."

Por orden real la Biblia galesa fue puesta en sitio prominente en todas las iglesias de Gales, de manera que estuviera accesible a todo aquel que quisiera leerla; también era la que se leía en los servicios religiosos.

Aquello significó una unificación y fortalecimiento de la lengua galesa, amenazada por una fragmentada variedad de dialectos dispersos, y también el medio de extensión de la Reforma en el País de Gales.


Juan 1:1-8 en lengua galesa

Para su obra, William Morgan se sirvió del trabajo previo que William Salesbury y el obispo Richard Davies abían hecho con la traducción del Nuevo Testamento, realizada precisamente en Cambridge, mientras Morgan era estudiante. Salesbury también había traducido al galés el Libro de Oración Común en 1551. Pero Morgan no se conformó con servirse sin más del trabajo que hiciera Salesbury, sino que lo revisó, refinando aquellos elementos que habían sido de difícil comprensión para muchos y clarificando notablemente el estilo de la traducción.

Al traducirse y editarse en 1588 la Biblia galesa, el galés se convertía en la decimocuarta lengua del mundo en poseer la Biblia completa.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here