Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Pictográfico cretense
Pictográfico cretense

Más información sobre...

· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas

El sistema de escritura pictográfico cretense es ideográfico y tuvo un lapso de tiempo que va desde c. 2100 a. C. al 1750 a. C. El sentido de la escritura es horizontal de izquierda a derecha, de derecha a izquierda y en bustrófedon.


La escritura jeroglífica cretense (bautizada tradicionalmente así por referencia a la jeroglífica egipcia) está testimoniada durante todo el período de los primeros palacios cretenses, de 1900 a 1625 a. C. aproximadamente.

Sir Arthur Evans fue quien realizó una serie de hallazgos epigráficos fundamentales en Knossos, Creta. Otros lugares en esa isla (Mallia, Hagia Triada, etc.), en Grecia (Micenas, Orcomenos, Pylos, tebas, etc.) y en las islas del Egeo, han proporcionado material epigráfico de gran utilidad.

Aunque la escritura cretense se encuentra todavía sólo descifrada en parte, podemos seguir bastante bien su línea principal de desarrollo. 

Sellos con representaciones de objetos y seres vivos aparecen en las etapas más tempranas del período minoico arcaico.

A comienzos del Minoico Medio I (2.000-1.900 a. C.) aparece gradualmente la primera forma pictórica de la escritura. Es la que Evans llama "Clase A" (no confundir con el Lineal A), de la escritura jeroglífica, que en el Minoico Medio II (hacia 1.900-1.700 a. C.) es sucedida por la "Clase B" de la escritura jeroglífica.

En la figura lateral puede apreciarse la diferencia entre ciertos signos en los sistemas pictográficos cretenses A y B.

El tipo A aparece solamente bajo la forma de incripciones hechas sobre tablillas, mientras que el tipo B no solamente se usa en tablillas de piedra o esteatita, sino también en arcilla que luego era cocida. El resultado es que el tipo B produce una clase de etiquetas en forma de barra, medallones y tablillas.

Los jeroglíficos cretenses tienen por sujetos hombres, animales, partes del cuerpo humano (brazos, manos, ojos), utensilios de uso corriente y objetos de la naturaleza.

El desarrollo de la vida económica contribuyó a una nueva evolución de la escritura cretense. En el minoico medio III (hacia 1.700-1.550 a. C.) aparece una escritura cursiva "Lineal A", que se utiliza hasta 1.450 a. C. y una cursiva "Lineal B", empleada hasta 1.200 a. C. La evolución de algunos signos jeroglíficos en formas lineales se encuentra ilustrada abajo.

Un objeto procedente de Creta, concretamente de Mailia, es un altar de piedra en el que hay inscritos 15 signos jeroglíficos. La inscripción va de abajo hacia arriba y los signos miran hacia la izquierda. La dirección hacia arriba se comprueba porque el signo superior es el signo de puntuación que termina una frase: una línea vertical.

La relación entre este sistema de escritura y el pictográfico cretense es evidente, tal como se aprecia en la figura inferior.

Algunos de los signos del altar tienen su correspondencia con los jeroglíficos luwios y con el Lineal A (figura inferior).

E incluso hay quien ha visto conexiones con el Disco de Faistos.

La figura inferior muestra la conexión existente entre los pictogramas cretenses y los hititas.




Este medallón de arcilla, perforado por un orificio de suspensión, muestra dos grupos de signos, precedidos cada uno por una cruz que indica comúnmente el principio de las "palabras" en jeroglífico; la lectura se hace aquí, pues, de izquierda a derecha.

El mapa inferior muestra la ubicación geográfica de los más antiguos sistemas de escritura.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here