Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Jonás Abrabanel (siglo XVII)
Jonás Abrabanel (siglo XVII)

Los Abrabanel, fueron una antigua familia judía de Sevilla que al inicio de las persecuciones en 1391 tuvieron que emigrar a Portugal, aunque problemas ulteriores en ese país obligaron de nuevo a la familia Abrabanel a atravesar la frontera (1483) en sentido inverso. Para ese entonces Isaac Abrabanel era un hombre de amplia erudición y un sabio talmudista. Escribió comentarios a los libros de los profetas y sobre los libros de Josué, Jueces y Samuel, todos ellos en lengua hebrea.

Durante un tiempo vivió en Castilla, en la zona de Plasencia, es decir cerca de la frontera con Portugal, si bien en documentos de 1488 aparece como vecino de Alcalá de Henares y en 1491 como vecino de Guadalajara.

Hombre muy rico, su actividad se centraba en el arrendamiento de impuestos y el préstamo a interés. De hecho él será quien financie la guerra que los Reyes Católicos sostengan contra el último baluarte musulmán en Granada y que, paradójicamente, supondrá también la terminación de la larga estancia judía en España.

En efecto, el edicto de expulsión se firmará el 31 de marzo de 1492, pero no se publicará hasta un mes más tarde, lapso que aprovechan los judíos influyentes en el Reino para mover sus piezas y tratar de anular el edicto. En esos intentos participará principalmente Isaac Abrabanel, aunque será en vano. A tal efecto se dice que Tomás de Torquemada, el primer Inquisidor General, entró en la estancia donde los Reyes Católicos en ese momento hablaban con los líderes de la comunidad judía, con un crucifijo y apostillando: 

'Judas Iscariote traicionó a Cristo por treinta denarios, y vosotros queréis ahora venderlo por treinta mil. Aquí está él, tomadlo y vendedlo'.

Isaac Abrabanel abandonó con su familia España en julio de 1492, no sin antes hacerse intentos de convencerlo mediante presiones para que recibiera el bautismo.

La saga de los Abrabanel dio muchos retoños que habrían de aumentar la fama de esta familia por medio de los tres hijos de Isaac: Judas, Isaac y Samuel.

Precisamente uno de los descendientes de esta familia, Jonás Abrabanel, traducirá los Salmos al castellano en Amsterdam hacia 1650.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here