Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Sebastian Castellion (1515-1563)
Sebastian Castellion (1515-1563)


Sebastian Castellion

Sebastian Castellion nació en Chatillón les Dombes y murió en Basilea. En su juventud (1540) conoció a Calvino en Estrasburgo con el que entabló una estrecha amistad hasta el punto de que aquél le ofreció el rectorado en la Academia de Ginebra. Pero la amistad entre estos dos hombres no iba a durar mucho tiempo: Además de divergencias doctrinales (Castellion negaba el descenso de Cristo a los infiernos y la predestinación), había profundas diferencias entre ambos de talante y actitud hacia ciertos asuntos candentes de su tiempo; por otro lado Castellion no consideraba canónico al Cantar de los Cantares. De manera que hubo de abandonar Ginebra marchando primero a Lausana y luego a Basilea, donde tuvo que emplearse en trabajos físicos para ganarse la vida hasta que en 1552 obtuvo la cátedra de griego que ocupó hasta su muerte.

Al saber de la ejecución de Servet (1553) la condenó vehementemente, inspirándole un libro titulado De haereticis an sint persequendi (1554) en el cual defiende la tolerancia religiosa, rasgo que va a resaltar en él durante toda su vida. Otras obras suyas son Dialogi si caris litteris (1545) y el Moses latinus, scilicet Genesis, Exodus, Leviticus, Numeris et Deuteronomium eco hebraeo factus (1546) que será la base de la traducción de la Biblia al latín primero y luego al francés.

La traducción de la Biblia al latín tiene el título de Biblia Sacra Latina (1551) e iba dedicada a Eduardo VI de Inglaterra y en cuyo prólogo critica las persecuciones religiosas. La traducción francesa tiene el título La Bible, avec des anotations sur les passages difficiles (1555), dedicada a Enrique II de Francia en la que realiza un alegato a favor de la libertad de conciencia.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here