Estamos en: Grandes traductores de la Biblia > Gonzalo de Santa Maria (siglo XV)
Gonzalo de Santa Maria (siglo XV)

Micer Gonzalo García de Santa María fue un laico, jurista de profesión, nacido en Zaragoza (España) en tiempos de Juan II y protegido de Fernando el Católico; más historiador que filólogo, entre sus obras latinas destacan una Aragoniae regum historia, que se conserva en el ms. 992 de la Biblioteca de Cataluña, y la Joannis Secundi Aragonum regis vita, escrita por orden del hijo del biografiado, de la que tenemos el códice general (Biblioteca Nacional ms. 9571).

Como traductor su trabajo es la traducción de los Evangelios e Epístolas, siquier liciones de los domingos e fiestas solemnes de todo el anyo e de los santos. Dicha traducción fue terminada en Zaragoza en 1485. Un incunable lo descubrió Isaac Coltjinen en la Universidad de Upsala (Suecia).

La primera sección, es decir, la concerniente a las festividades que conmemoran la vida del Redentor, ha sido ilustrada. Al final de la obra se lee:

"Fenecen los Evangelios e Epístolas siquier lecciones de los domingos e fiestas solemnes e la glosa o apostilla, la qual obra se hizo afin que los que la lengua latina ignoran, no sean privados de tan excellente e maravillosa doctrina, qual fue la de Cristo nuestro Redentor, escripta en los Evangelios, e porque cada uno retraydo en su casa, despenda el tiempo ante en leer tan altos misterios que en otros libros de poco fruto. E fue la suso dicha obra emprentada en la muy noble ciudad de Salamanca, en el año de 1493."

Se conserva un dictamen del Inquisidor, maestro Pedro Arbués de Epila, como encargado de examinar y coleccionar la traducción de la obra. He aquí un trozo, impreso en latín y castellano, a favor de la autoridad clerical:

"Porque en lo que toca en alguna manera a la fe, debe cada cual demandar consejo a los que más saben, e a aquellos en demas que son doctores e maestros en la Santa Teologia, e por autoridad apostólica tienen cargo de la Inquisicion de la herética pravedad: por tanto, la presente obra de latín en lengua de España trasladada, ha sido revista e con diligencia examinada dende el primer renglon hasta el postrero por el rev. padre e en la sagrada Teologia excelente maestro Pedro Arbués de Epila: el cual dado a él el cargo por sus compañeros, vio e leyo el presente libro, e porque la relacion suya consta la presente obra ser católico e fiel e verdaderamente e bien trasladada, e no apartanse en cosa alguna de la senda de la S. Madre Iglesia; por ende el dicho maestro Pedro Arbués por todos los suso dichos e de consentimiento dellos, da su autoridad a la obra presente, para que pueda todo hombre sin duda alguna leerla y tener consigo."

Esta es la traducción sobre la que trabajará más tarde Ambrosio de Montesinos para realizar su propia revisión de la obra a instancias del rey Fernando de Aragón.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here