Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Alfabeto Fenicio
Alfabeto Fenicio

Más información sobre...

· Lengua Fenicia
· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas

El sistema de escritura fenicio es consonántico y estuvo en vigor desde el siglo XI a. C. al III d. C. El sentido de la escritura es de derecha a izquierda.


Franja costera de Fenicia

El mapa inferior muestra la geografía de la gran familia de alfabetos semíticos en sus tres zonas geográficas de dispersión: occidental, oriental y meridional.


Franja costera de Fenicia

El padre de los alfabetos

Al principio del primer milenio antes de Cristo, el fenicio era una lengua de prestigio. Los hebreos y los arameos, quienes se asentaron en esa zona dos siglos antes, adoptaron varias pautas culturales, entre ellas el alfabeto, de los cananeos o fenicios, y tanto hebreos como arameos comenzaron a escribir en escritura fenicia.

Al principio su escritura no se diferenciaba de la fenicia, pero hacia la mitad del siglo IX a. C. la escritura hebrea evoluciona y la aramea lo hace hacia la mitad del siglo VIII a. C. Tan dominante era la influencia fenicia que ni hebreos ni arameos inventaron nuevas letras para traducir aquellas consonantes que no existían en fenicio.

Hacia el siglo VIII a. C. cesó de ser internacional y se convirtió en un sistema de escritura nacional, como el arameo y el hebreo. Incluso en el siglo VIII a. C. la escritura fenicia era usada en adición a la pictográfica hitita en la inscripción de Azitawadda (figura inferior), erigida a la entrada de Karatepe, en Milicia.

El texto tiene 21 renglones y su lectura es la siguiente:

Yo soy Azitawadda, el bendecido de Baal, servidor de
Baal, el que ha hecho poderoso Urikki, rey de los Adanios.
Baal me ha hecho para los Adanios como un padre y una madre. Yo he hecho vivir a 
los Adanios, yo he ensanchado el país de la llanura de Adana desde la salida del
sol (oriente) hasta su puesta. Y se establecí en mis días toda gracia para los Adanios
y abundancia y bienestar. Yo he llenado los silos de Paar y acumulé
caballo sobre caballo y escudo sobre escudo y ejército sobre
ejército gracias a Baal y los dioses. yo he quebrantado a los rebeldes
y he destruido todo el mal que había en el país. Yo he establecido
la casa de mis años en gracia y he hecho a la descendencia de mi señor el bien
y yo (la) he sentado sobre el trono de su padre. Yo he impuesto la paz a 
todo rey y, además, todos los reyes me hicieron padre por mi justicia y
mi sabiduría y por mi gracioso corazón. Yo he construido fortalezas
poderosas en todos los confines, en las fronteras, en los lugares donde existían
hombres malos, jefes de bandas, "hombre que no había sido hombre servidor
en la casa de Mopsos". Y yo, Azitawadda, los he puesto bajo mis pies
y he construido fortalezas en esos lugares para que habiten los Adanios
en la tranquilidad de los corazones. Yo he sometido países poderosos en occidente
que no habían sometido todos los reyes que fueron antes de mí. Y
yo, Azitawadda, os he sometido, yo los he hecho descender y yo los he asentado
en el extremo de mi frontera, en el oriente. Y los Adanios...

La inmensa mayoría de las inscripciones fenicias son estelas votivas y funerarias grabadas en piedra, como la de la figura inferior, que es de Tabnit rey de Sidón y está datada hacia el siglo V antes de Cristo.

El texto tiene ocho renglones y su traducción es como sigue:

Yo, Tabnit, sacerdote de Asarté, rey de los sidonios, hijo
de Esmunazar, sacerdote de Astarté, rey de los sidonios, yazgo en este sarcófago
Quienquiera que seas tú, hombre que encuentras este sarcófago, ¡no a-
bras su tapa! ¡y no me molestes! pues ni tesoros de plata ni tesoros
de oro ni nada valioso, sino sólo yo, yazgo en este sarcófago. ¡No a-
bras su tapa! ¡y no me molestes! pues abominación de Astarté sería tal cosa y si a-
brir, su tapa abrieras, y molestar, a mí me molestas, no habrá para ti ni descendencia entre los vivos bajo el sol
ni descanso junto a los antepasados

Difusión del fenicio

Inscripciones fenicias se han hallado no sólo en la costa Fenicia, sino también en Mesopotamia, Egipto, Creta, Malta, Sicilia, Cilicia, Cerdeña e Israel, así como en el sur de Europa (Grecia, Italia, Francia y España). Todo esto indica la enorme influencia que, por razones comerciales, ejerció este pueblo sobre tantos otros. Su área de influencia prácticamente cubría todos los países ribereños del Mediterráneo.


Estela de Melqart, dios de Tiro

Un sistema de escritura carente de vocales

En contraste con el arameo y el hebreo, la ortografía fenicia era enteramente defectiva; es decir, no había matres lectionis (letras que indicaran las vocales) ya fuera a la mitad o al final de las palabras.

Las matres lectionis fueron introducidas en la escritura fenicia más tarde en las inscripciones púnicas y neo-púnicas.


Inscripción de Bar-Rakib

Así, mientras los hebreos y los arameos usaron algunas letras (principalmente he, waw y yod y algunas veces alef) como signos vocálicos para facilitar la lectura, los fenicios se adhirieron estrictamente a la pronunciación defectiva.

Más aún, los escribas fenicios no sólo se abstuvieron de introducir vocales, sino que gradualmente introdujeron la escritura continua, es decir, sin división entre las palabras.

Por esa época los hebreos preservaron la antigua práctica de separar las palabras con puntos y los arameos pusieron espacios entre palabras.

El material epigráfico en tinta o pintado es relativamente escaso: una carta encontrada en Saqqarah, en Egipto escrita sobre papiro del siglo VI a. C., algunas jarras de Egipto, Chipre e Israel, esta última es la de la figura inferior y procede de Bat Yam; contiene la inscripción lb'lslh.


Inscripción de Bat Yam

El fenicio en sus última etapas va a derivar hacia el sistema púnico. La inscripción inferior nos hace ver esta evolución, al tratarse de un ejemplo del siglo IV a. C.

Consta de 4 renglones y su lectura es como sigue:

En este sarcófago, yo, Batno'am, madre del rey Azzibaal
rey de Biblos, hijo de Palatbaaal, sacerdote de la Señora yazgo con sudario
y un tocado sobre mí, y un velo de oro sobre mi boca, como los que fueron para las familiares del rey
que fueron anteriores a mí.

Una de las más célebres inscripciones fenicias tardías es la del sarcófago de Eshmunazar II, rey de Sidón (475-461 a. C.) (figura inferior). Cada vez la escritura se asemeja más y más a la púnica.


Inscripción de Eshmunazar

En la figura inferior se muestra una comparación entre el fenicio (línea 3, graffiti de Ipsambul), el arameo (línea 1, papiro de Saqqarah) y el hebreo (línea 2, ostraca de Laquis).

La tabla inferior nos muestra la evolución habida desde las inscripciones fenicias, pasando por las moabitas, para llegar a las hebreas.

Origen del fenicio: Suposiciones

Como el fenicio es el antepasado de todos los alfabetos se han propuesto diferentes teorías para dilucidar el origen de dicho sistema. Algunos han propuesto una paternidad egipcia, tanto por el lado del jeroglífico como del hierático.

Otros, como Sir Arthur Evans, han propugnado un origen cretense.

Ya se ha hecho mención más arriba de dos derivados del fenicio: el púnico y el neo-púnico; la relación entre ellos se pone de manifiesto en la tabla inferior.

La figura inferior muestra un diagrama en el que se comparan diversos sistemas de escritura semíticos a partir del proto-sinaítico.

El mapa inferior muestra la ubicación geográfica de los más antiguos sistemas de escritura.

Mapa de los antiguos sistemas de escritura

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here