Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Escritura Proto-sinaítica
Escritura Proto-sinaítica

Más información sobre...

· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas


El sistema de escritura proto-sinaítico es consonántico y se usó desde los siglos XVIII al XVI a. C. El sentido de la escritura es horizontal de izquierda a derecha o de derecha a izquierda y vertical de arriba hacia abajo.


El bisabuelo de los alfabetos

El proto-sinaítico fue el primer alfabeto consonántico. Incluso un vistazo superficial nos hace ver su origen egipcio. Hacia el siglo XVIII antes de Cristo la península del Sinaí estaba bajo dominio egipcio y sus pobladores semitas tomaron un cierto número de signos jeroglíficos para escribir su lengua.

Una mina de inscripciones

 

En 1.906 el arqueólogo británico, Flinders Petrie, exploró en la península del Sinaí las antiguas minas de turquesa explotadas desde tiempo inmemorial. El más importante de esos lugares era Serabit el-Khadim, donde halló los restos de un templo dedicado a Hathor, la principal diosa de la zona del Sinaí.

Aquí fue donde Petrie hizo sus más sustanciales descubrimientos, incluyendo un gran número de inscripciones, muchas dedicadas a Hathor. La gran mayoría estaban escritas en egipcio, pero algunos de los monumentos contenían textos en una escritura que era una mezcla de jeroglífico egipcio... aunque ni una palabra de egipcio normativo podía leerse.

La inscripción superior está hecha sobre roca. Contiene tres columnas de escritura que se leen de derecha a izquierda. Esta es una de las inscripciones proto-sinaíticas más extensas, pero también una de las más frustrantes, pues aunque la piedra no está rota, su superficie ha sido dañada por agentes naturales y humanos.

La imagen inferior muestra un fragmento de una placa de piedra de 20 X 25 cm. El texto está compuesto de cuatro columnas de letras fuertemente inscritas. La lectura es la siguiente:

Columna 1: 'rht
Columna 2: mp'dt(?
Columna 3: tltrbtm
Columna 4: md'tpn

La imagen inferior muestra dos inscripciones de Serabit el-Khadim. La inscripción de la derecha dice:

'nt d t' Oh tú, adorador
rb nqbmn t' (o) jefe de mineros, una ofrenda
'rkm lb'lt prepara para Ba'alat
'l 'hn d t' a favor de 'Ahena - Oh adorador - una ofrenda
' t't lbn (h') de una oveja. A favor de su hijo
(ly)t' t(n d t) Eliseo(?) da, oh adorador
' t't l(b'lt) una oveja para Ba'alat.

La inscripción vertical dice lo siguiente: 'nt tpn dkm l'bb mn; que traducido es: 'Oh tú, Shafan, recoge de 'Ababa ocho minas de turquesa.'

La horizontal dice: sm' mr' rb 'prm; que significa: 'Shimea, palafrenero del jefe de los caravaneros(?).'

La esfinge y su mensaje

Uno de los objetos más interesantes hallados en Serabit el-Khadim era una esfinge que portaba textos escritos en jeroglífico egipcio y en escritura sinaítica.

Esfinge de Serabit el-Khadim (lado izquierdo)

Esfinge de Serabit el-Khadim (lado derecho)

Inscripciones en la esfinge de Serabit el-Khadim

 

El egipcio está inscrito entre las patas y el hombro derecho, donde se lee: "amado de Hathor, señora de turquesa"; el sinaítico está escrito a ambos lados de sobre el pedestal. En la figura lateral podemos ver los distintos textos inscritos en la esfinge. En el texto egipcio, primera línea, se lee:

Hter mrjj (nb.t)(m) fkz.t, es decir "Amado de Hathor, señora de turquesa".

En la línea central (lado derecho) se lee, de derecha a izquierda:

M'HBL(T), es decir "Amado de la Señora (Baalat)."

A la entrada del templo de Hathor se encontró una estatuilla (figura lateral) de 30 cm. de alto y de base 22x17. En ella se encuentra grabada una de las inscripciones proto-sinaíticas más comunes: "(l) blt", que siginifica "(para) la diosa Baalat".

El alfabeto sinaítico parece consistir de al menos 23 signos distintivos, de los cuales la mitad claramente son egipcios. Como en los jeroglíficos, los signos están arreglados bien en columnas o en líneas horizontales, pero se leen de izquierda a derecha.

 

El primero en descifrar el sistema fue A.H. Gardiner, un erudito inglés, que se dio cuenta que ciertos signos representaban objetos o cosas cuyo nombre semítico correspondía a los nombres de las letras en el posterior alfabeto fenicio.

Esfinge del templo de Hathor

Entresijos gramaticales

Por lo tanto, Gardiner sacó la conclusión de que las formas lineales del último eran derivaciones de los pictogramas sinaíticos y mostró que la transición de uno al otro era, en muchos casos, identificable sin ninguna dificultad. Más aún, al asignar a los pictogramas sinaíticos los valores fonéticos del alfabeto fenicio, pudo leer la muy repetida frase "Baalat". Esto tenía sentido, ya que Baalat es el nombre de una diosa semítica similar a Hathor, cuyo nombre aparece, en jeroglífico egipcio, en la esfinge aludida anteriormente.

En otras palabras, este sistema de escritura usa la palabra semítica (no la egipcia) para el objeto del pictograma original y usa la primera letra de esa palabra como el valor del signo. Por ejemplo, el dibujo de una casa simboliza la casa; ahora bien, "casa" en la lengua semítica occidental era bet, de ahí que el pictograma "casa" era usado para representar la consonante b. Este principio, llamado acrofónico, no puede explicar todo los signos, pero los siguientes están claros: ' de 'alpu, "buey", b de baytu/betu, "casa"; w de wawwu, "gancho/estaca"; y de yadu, "mano/brazo"; k de kappu, "palma de la mano"; l de lamdu "pincho"; m de mayyuma (?), "agua"; n de nahasu, "serpiente"; `de aynu/enu, "ojo" y r de ra'su, "cabeza".

Este sistema de escritura no es, estrictamente hablando, un alfabeto en el sentido real de la palabra, sino un silabario, en el que cada signo representa una consonante + cualquier vocal.

Las características del sistema proto-sinaítico podríamos resumirlas en estos puntos:

(1) Fue inventado hacia el 1.700 antes de Cristo por cananeos que tenían conocimiento de la escritura egipcia.
(2) El número de letras fue inicialemnte 27. Luego (siglo XIII a. C.) fueron reducidas a 22.
(3) Los signos eran pictográficos y muchos tenían valor acrofónico. Estos evlucionaron hacia letras lineales.
(4) El concepto pictográfico permitió escribir en cualquier dirección: de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, en columnas verticales y hasta bustrófedon en horizontal y vertical. La escritura vertical desapareció hacia el 1.100 a. C. .

Se puede considerar al proto-sinaítico como el antecesor remoto de innumerables sistemas de escritura tan dispares como el romano o el brahmi. La figura inferior muestra su nexo con dos grandes sistemas de escritura: el fenicio arcaico y el griego.

La figura inferior muestra la evolución, a partir del jeroglífico egipcio, de los signos proto-sinaíticos hacia los sistemas sudarábigos, fenicios y judaico.

La figura inferior muestra un diagrama en el que se comparan diversos sistemas de escritura semíticos a partir del proto-sinaítico.

El mapa inferior muestra la ubicación geográfica de los más antiguos sistemas de escritura.

Mapa de los antiguos sistemas de escritura

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here