Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Alfabeto Nabateo
Alfabeto Nabateo

Más información sobre...

· Lengua Aramea
· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas

El sistema de escritura nabateo es consonántico y tiene su origen en el siglo I d. C. perdurando hasta el VI d. C. El sentido de la escritura es de derecha a izquierda.


Como resultado de las búsquedas y las excavaciones llevadas a cabo en las ciudades nabateas durante las últimas décadas, los nabateos y su cultura nos resultan mejor conocidos hoy que ninguno de los otros pueblos de Arabia septentrional. 

Durante un período que va desde el siglo IV a. C. al II d. C. los nabateos hicieron florecer realmente el desierto, dando nueva vida a antiguos centros de civilización, como Edom, Moab y Amón, en la región situada al sur y este del Mar Muerto y el Negev, entre el Mar Rojo y el desierto sirio.

Hay algunos estudiosos que relacionan los orígenes de los nabateos con los nabayot de Génesis 25:13; 28:9; 36:3: Nebayot, primogénito de Ismael que, según la genealogía bíblica fue padre de los árabes. Por el contrario otros relacionan los nabateos con los descendientes de los edomitas y con los pueblos mencionados en 1 Crónicas 1:29 e Isaías 60:7, que vivían en Sela de Edom, llamada por los griegos Petra. 

Las crónicas asirias del siglo VII a. C. hacen referencia a los Na-ba-aatu, tribus de ascendencia aramea que vivían en torno a la depresión de Sirhan, al sudeste de la Transjordania.

Los nabateos hablaron una forma de arameo con unas claras influencia árabes. El arameo fue usado como lengua oficial por los asirios, babilonios y persas; pero tras el colapso del Imperio Persa, la lengua y el alfabeto arameo comenzaron a derivarse en lenguas y alfabetos locales. Las principales variantes fueron el judaico, el nabateo, el palmireño, el hatran, el mandeo y el siríaco.

Los nabateos florecieron desde el I siglo antes de Cristo hasta el I después d. C. en el reino de Petra, en Arabia.


Inscripción sepulcral de Hiyr, año 1 a. C.

Los otros pueblos árabes de esa zona habían usado el alfabeto sudarábigo, pero los nabateos usaron la lengua y el alfabeto arameo desde el siglo IV a. C. en adelante.

La mayor parte de las inscripciones provienen de Petra en Jordania, Mada'in Salih, en Arabia Saudita y el sur de Siria, aunque hay algunas que provienen de Roma, donde los nabateos establecieron una colonia mercantil. Muchas de las inscripciones son mortuorias.


Fachada de el-Jazneh, Petra - (Foto European Picture Service-Zardoya)

De entre la masa de manuscritos hallados en el Mar Muerto a mediados del siglo XX hubo una pequeña porción escrita en nabateo.

La inscripción más antigua, hallada en Elusa en el Negev, menciona a un cierto "Aretas, rey de los nabateos". El alfabeto de esta inscripción no tiene características nabateas; más bien recuerda al arameo y al hebreo cuadrado.

Inscripción de Elusa

La inscripción puede ser datada hacia la primera mitad del siglo II antes de Cristo y el rey mencionado puede ser Aretas I, quien es descrito en 2 Macabeos 5:8.

La inscripción votiva de Aslah (figura inferior), hallada en Petra, trae la fecha del "año I de Obodas, hijo de Aretas". De la escritura, en la que sólo hay unos pocos elementos nabateos, se puede deducir que el rey mencionado es Obodas I, hijo de Aretas II, cuyo reino comenzó el 95 a. C. 

Inscripciones más tardías, muestran una tendencia a juntar las letras y curvar las líneas rectas.

Inscripción de Aslah

La figura inferior es una inscripción greco-nabatea, hallada en Cos del siglo I d. C. La traducción dice lo siguiente:

"En el mes de Ab del año XVIII de Aretas, rey de Nabatea, ha hecho Awsallah, hijo de Rawah (?), hijo de Ilqan, la tabla y la estatua (?) a la diosa Al'Uzza por la vida de Aretas, rey de Nabatea."

Es interesante que el nombre de un rey Aretas figura en el Nuevo Testamento (2 Corintios 11:32).

Otro texto funerario (figura inferior) data del 328 d. C. y fue hallado en Namāra, Harán, y menciona a "Imurulqais, hijo de Amru el rey de los árabes", y está escrito en delicados caracteres nabateos aunque la lengua es árabe.

Inscripcion de Namara

Una inscripción hallada en Hejra (figura inferior), en el norte de Arabia, contiene un texto en nabateo y en tamudeo; mientras el nabateo da varias fechas, el tamudeo (columna de la derecha) solamente contiene el nombre del finado.

Inscripción nabateo-tamúdica de Hejra

El alfabeto tiene dos variantes, una formal usada en inscripciones monumentales (figura inferior), especialmente tumbas en Petra y Arabia Saudita,

y otra cursiva usada en papiros, de los cuales hay algunos supervivientes. La forma cursiva es continua y fluida, juntando las letras. La diferencia entre la cursiva y la formal es similar a la diferencia entre la escritura a mano y la de molde hecha para un documento público. En la figura inferior vemos el nabateo monumental y el cursivo.

La evolución del estilo cursivo se puede apreciar en la tabla inferior, de acuerdo a las distintas inscripciones repartidas en diversas épocas.

El estilo cursivo tomó preponderancia sobre el formal y al final el alfabeto nabateo se convirtió en el antepasado del alfabeto árabe. En la figura inferior pueden apreciarse las formas nabateas aproximándose a un modelo arcaico de árabe.

Dos ejemplos de alfabeto nabateo los tenemos en dos inscripciones (figura inferior) del siglo I a. C.; la primera es una dedicatoria a El-Kutba de Wadi Tumilat, y la segunda está hecha sobre la estatua de Rabb'el I de Petra.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here