Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Germánica > Grupo occidental > Lengua Afrikáans
Lengua Afrikáans

Situación geográfica

Historia

La lengua afrikáans pertenece a la rama germánica occidental de la familia indoeuropea y procede de un dialecto holandés de origen fráncico del siglo XVI pero muy cercano al holandés moderno. Tuvo su nacimiento en la colonia del Cabo, donde Jan van Riebeeck llegó en 1652, esparciéndose durante el siglo XVII por toda Sudáfrica; por lo tanto, de todas las lenguas germánicas es la más joven de ellas.

Al principio se denominó a la lengua como kaaps-hollands o plat-hollands, siendo la denominación afrikáans adoptada hacia finales del siglo XIX.

Actualmente se reconoce que el holandés hablado en Ciudad del Cabo se convirtió en otra lengua separada hacia principios del siglo XIX (holandés del Cabo), aunque los primeros registros escritos no aparecen hasta 50 años después y sólo en 1925 la adoptó el Parlamento como lengua oficial del país. Todavía hay desacuerdo en cuanto a si el afrikáans es una desarrollo espontáneo de los dialectos holandeses del siglo XVII influenciados por las lenguas nativas vecinas o es un criollo desarrollado por los habitantes no holandeses de Ciudad del Cabo. Sea como sea, lo cierto es que ciertos sectores no blancos de población hablan una variedad del afrikáans llamado oorlams, que no tiene las características criollas que el afrikáans normativo.

Datos

La lengua afrikáans es una de las dos lenguas oficiales en la República de Sudáfrica, donde tiene más de 5 millones de nativo hablantes, lo que supone el 14 por ciento del total de la población. Algo menos de la mitad son blancos, llamados afrikaners y antiguamente boers 'granjeros', mientras que la otra mitad son colorados del Cabo o kaapse kleurlingen, descendientes de los colonos holandeses, indígenas hotentotes, hindúes, malayos y esclavos negros. Hay varios miles de nativo hablantes en Namibia, la antigua colonia alemana de África sudoccidental, compuestos de blancos y gente mezclada. Tanto en Sudáfrica como en Namibia, sobre todo en las zonas rurales, la lengua afrikáans sirve como lingua franca para cientos de miles de personas de todas las etnias.

Como lengua oficial el afrikáans compite con el inglés, lengua materna de algo menos de 3 millones de personas, la mayor parte blancos pero algunos colorados y muchos del millón de hindúes que viven en el país. Afrikaans es también la segunda lengua de la mayor parte de los afrikaners y colorados y muchos negros. Además del afrikáans y el inglés se hablan otras lenguas nativas como sotho (9 millones), zulu (7 millones) y xhosa (7 millones), pertenecientes todas a ellas al grupo bantú de lenguas.

Dialectos

No es usual hablar de la existencia de dialectos en afrikáans, pero no obstante hay variedades regionales, lo cual es de esperar cuando las distancias son tan enromes en una lengua en evolución desde el siglo XVII. Generalmente se suelen hacer tres grandes clasificaciones de variedades reconocidas:

  • Cabo occidental, representada en su forma más extrema por el habla distintiva de los llamados cabo colorados (es decir, gente mezclada en el contexto sudafricano).

  • Cabo oriental, junto con el Estado Libre de Orange y el Transvaal.

  • Afrikaans río Orange, un término aplicado a la variedad de lenguaje usado por los griqua (una sub-división de los colorados cuyos antecesores eran los locales joi (hotentotes) y precursores blancos de los posteriores voortrekkers

Escritura

Para escribir afrikáans se usa el alfabeto romano de 26 letras, como en inglés, aunque c, q, x, z son raramente usadas. El acento circunflejo se usa para marcar la vocal larga abierta ê, ô, como en .


Juan 1:1-8 en afrikáans

Gramática

Los cambios del holandés al afrikáans se materializaron en la absorción de préstamos del inglés, francés y alemán, así como de algunas lenguas africanas y se redujeron las desinencias de los tiempos verbales. 

El afrikáans tiene las siguientes consonantes: oclusivas p, b, t, d, k, gh/g; fricativas f/v, w, s, z, g; nasales m, n, ng; líquidas l, r; semivocales h, j. En holandés -g- (-gg-) es una fricativa sonora pero en afrikáans -g- (-gg-) es en muchos casos un oclusiva sonora. En holandés hay fricativas sonoras iniciales (v-, z-, g-) pero esas palabras en afrikáans tienen fricativas sordas. En afrikáans hay una sonora z- en préstamos zulú. Por otra parte el holandés tiene una s inicial más la fricativa ch como en schoen 'zapato' que en la palabra afrikáans correspondiente tiene s más una k, skoen. El holandés tiene -ft, -st y -cht como en gift 'veneno', nest 'nido', nacht 'noche' correspondiendo a palabras afrikáans que muestran la pérdida de -t: gif, nes y nag.

Al igual que en holandés la uu, ee, oo se escriben en afrikáans con letras simples en sílabas abiertas y las consonantes sencillas se doblan en sílabas abiertas para mostrar que la vocal precedente es corta.

La palabra apartheid es de origen afrikáans al igual que bosquimano.

El acento tónico es libre, asociado con la entonación. La división entre nombres comunes y neutros del holandés se ha perdido en afrikáans. Un solo artículo, die, se aplica a todos los nombres, en singular y plural; por ejemplo, die vader 'el padre', die moeder 'la madre', die kinders 'los hijos'.

La numeración es la misma que en holandés con algunos cambios en la pronunciación, como vijf 'cinco' que en afrikáans es vyf.

 

Singular

 

 

Plural

 

 

 

 

Sujeto

Objeto

Adjetivo

Posesivo

Sujeto/Objeto

Adjetivo

Posesivo

1

 

ek

my

my

ons

onse

2

 

jy

jou

jou

julle

julle se

 

 

U

U

U

U

U

3

masculino

hy

hom

sy

 

 

 

femenino

sy

haar

haar

hulle

hulle se

 

neutro

dit

dit

 

 

 

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto en la cláusula principal, en oraciones subordinadas es sujeto, objeto y verbo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here