Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Afro-asiática > Rama Semítica > Grupo Etio-semítico > Lengua Amhárica
Lengua Amhárica

Situación geográfica

Historia

El territorio tradicional de los amharas son las cadenas montañosas centrales y septentrionales de Etiopía, que comprenden las regiones de Begemder (Gondar), Gojjam, Wello occidental y Menz. Sin embargo, hoy día en la mayoría de pueblos y ciudades donde viven los etíopes se habla amhara, aunque sea como segunda lengua, exceptuando la provincia de Tigré de mayoría hablante tigriña. Salvo en la zona de Shoa, Gojjam y Begemder, los hablantes de amhara son a menudo bilingües, teniendo otra lengua etíope como lengua nativa.

Se conocen manuscritos amháricos desde el siglo XIV, existiendo actualmente publicaciones de todas las clases: poesía, periodismo, literatura, revistas, dramas, novelas, historia, libros de texto, etc. En 1972 se estableció una academia de la lengua en Etiopía, con el propósito de estandarizar la lengua y sobre todo, controlar la expansión del vocabulario amhárico.

Datos

El amhárico, también conocido como amarinya, amharinya o kuchumba lo hablan unos 15 millones de personas, lo cual hace que sea una de las lenguas más habladas de África, detrás del árabe, swahili, hausa y oromo. Igualmente es la segunda lengua más hablada del grupo semítico tras el árabe. Es la lengua nacional y constitucionalmente reconocida en Etiopía, siendo la lengua de enseñanza en la educación pública en los grados primarios.

En tiempos recientes, y probablemente también antiguos, el amhárico se ha esparcido considerablemente en territorios previamente poblados por hablantes de otras lenguas, como la lengua meridional agaw y las lenguas cusítica sidamo y omótica kaffa. Como resultado, el amhárico ha adquirido considerables similitudes con esas lenguas. El amhárico también ha tomado del ge'ez y del italiano, sobre todo durante la ocupación italiana en la II Guerra Mundial, aunque actualmente la principal fuente de préstamos es el inglés.

El argobba, hermano menor del amhárico, se conoce en dos zonas separadas hasta hace unos años: al oeste de la ciudad de Harar y en la franja oriental del territorio en el valle del Rift, en las ciudades de Ankober y Aliyu Amba. La mayor parte de los argobba hablantes son musulmanes.

Dialectos

Existen algunas variantes dialectales de amhárico reconocidas: la shoa, begemder, gojjam y menz-wello, aunque las diferencias no son grandes, siendo la variante de Adís Abeba la que se considera como amhárico normativo.

Escritura

El silabario etiópico de 26 caracteres se ha extendido a 7 letras más para recoger los sonidos propios de la lengua amhárica, lo que ha dado como resultado el silabario amhárico. La adaptación fonológica del etiópico al amhárico ha conllevado cierta redundancia: por ejemplo, existen cuatro grafías para el sonido h. Los signos para los números hasta el 20 proceden del griego y las palabras se separan por dos puntos (:).


Juan 3:16 en amhárico

Gramática

A diferencia de la lengua tigriña y de la tigré, el género no se caracteriza de manera formal en amhárico; los nombres se consideran masculinos o femeninos por razones de género natural o por convencionalismo. Por ejemplo färäs,"caballlo", es masculino, pero baqlo, "yegua", es femenino. Los objetos inanimados se consideran generalmente como masculinos, aunque hay excepciones. El concepto de género en amhárico está en relación directa al tamaño, de manera que normal es masculino y pequeño femenino. El artículo definido -u/-w identifica un nombre singular como masculino, el afijo femenino es -wa/-itu, como bet 'casa, betu 'la casa'; lam 'vaca', lamwa 'la vaca'.

El caso acusativo es marcado por -n, en el genitivo la partícula precede al nombre; los otros casos se expresan con la ayuda de prefijos, afijos y circunfijos.

El acento tónico es muy débil.

El concepto de género va asociado en lengua amhárica con el tamaño: tamaño normal es masculino y diminuto es femenino; por eso un mismo nombre puede ser tratado como masculino o femenino dependiendo de su dimensión.

Los números del 1 al 10 son: and, hulätt, sost, aratt, ammest, seddest, säbatt, semment, zätäññ, asser; 11: asra and; 12 asra hulätt; 20 haya; 30 sälasa; 40 arba; 100 mäto.

La mayor parte de los verbos son triliterales, aunque los hay también de dos, cuatro y hasta cinco raíces, existiendo uno que es monoradical: sa "querer".

El orden de la frase es sujeto, objeto, verbo, aunque también objeto, sujeto, verbo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here