Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Itálica > Grupo Romance > Subgrupo iberorromance > Lengua Catalana
Lengua Catalana

Situación geográfica

Historia

La lengua catalana pertenece a la rama itálica de la familia indoeuropea y es la más importante lengua minoritaria de Europa occidental. Al ser parte de la rica y vigorosa cultura ibero-gala, que incluye el provenzal, el catalán comparte muchos rasgos del español y del francés.

La cuna del catalán se considera situada en una zona pirenaica comprendida entre Andorra y el Ampurdán (Empordà). La evolución de los condados catalanes, la reconquista y la posterior expansión marítima configuraron su asentamiento actual.


Homilies d'Organyà (Fragmento de San Mateo (IV, 1-2)

En términos de producción, el catalán es la lengua minoritaria más importante de Europa occidental. Aunque las primeras manifestaciones escritas de esta lengua podrían remontarse hasta el siglo IX, sólo a fines del siglo XII encontraremos textos que pueden calificarse de literarios.

Frecuentemente se ha considerado como el primer texto de la literatura catalana las Homilies d'Organyà (figura lateral), sermones sobre el Nuevo Testamento contenidos en un códice descubierto en el Alto Urgel a principios del siglo XX y conservados en la Biblioteca de Cataluña; se trata de un manuscrito de 13 folios en pergamino de comienzos del siglo XIII.

Otra obra destacable es el Libre de la saviesa, atribuido a Jaime I, o las Paraules de savis e filòsofs de Jafudá Bonsenyor. Importantes son también las compilaciones de las leyes locales de tipo feudal: los Usatges de Cataluña o las Costums de Tortosa.

El texto inferior muestra un fragmento de las Homilies d'Organyà, teniendo en cuenta que el texto en catalán va en cursiva. Es el comentario a la parábola del sembrador (Lucas, VIII, 4 ss.).

Dominica in LX-a. In illo tempore, cum turba plurima convenirent et de civitatibus properarent ad Iesum, dixit per similitudincm: Exit qui seminat seminare semen suum. Seinor, nostre Seinor dix aquesta paraula per semblant, et el esposa per si el ex. Aquel qui ix seminar la sua sement, e dementre que semenava, la sua sement cadeg prob de la via e fo calzigad, e'ls ocels del ciel mengaren aquela sement:

Aqtiesi seminador dix nostre Seinor que son los maestres de sent'eglesia, (la sement e) la predicacio de Iesu Crist. Los auzels del cel qui mengaren aquela son los diables qui tolen la paraula de Deu de coratge d'om per mal e peccatz e per males obres. Et aliut cecidit super petram el natum aruit, quia non habebat hurnorem. Aquela sement qui cadeg sobre la pedra fo seca per zo car no i avia humor, demostra la paraula de Deu qui cad el cor del om e ven diable e la tol del cor per zo qur no a humor de caritad en si. .."Esta es la traducción literal al español del texto catalán:

'Señores, Nuestro Señor dijo esta parábola por semejanza y la expone por sí mismo (ex < ipse). Aquel que salió a sembrar su simiente, y mientras sembraba, su simiente caía junto al camino y fue pisada y los pájaros del cielo comieron aquella simiente: este sembrador dice Nuestro Señor que son los maestros de la Santa Iglesia, la simiente es la predicación de Jesucristo. Los pájaros del cielo que comieron aquélla son los diablos que quitan la palabra de Dios del corazón del hombre por males y pecados y por malas obras. Et aliud cecidit, etc...(Lucas VIII, 6). Aquella simiente que cayó sobre la piedra fue seca porque no había humor; demuestra (representa) la palabra de Dios que cae en el corazón del hombre y viene el diablo y la quita del corazón porque no tiene humor de caridad en sí...'

La prosa experimenta un avance decisivo, que proporciona a las letras catalanas una de sus épocas de mayor gloria. Las grandes crónicas, concebidas como monumentos literarios, tienen su continuidad en la figura de Ramón Muntaner (1265-1336); su Crónica abarca los reinados de Jaime I a Alfonso IV. En esta obra se unen un rigor histórico y una singular expresión literaria.

Pero es en los siglos XIV y XV cuando la literatura catalana alcanza un puesto de esplendor en Europa. A caballo entre los siglos XIII y XIV destaca Ramon Llull, misionero, teólogo, filósofo, místico y escritor, cuya novela, Blanquerna, contiene el celebrado Llibre d'amic e amat. Llull es considerado el patriarca de la poesía catalana y figura de primer orden en el campo literario catalán tanto por la abundancia de escritos en su lengua materna como por su calidad.


Crónica, de Ramón Muntaner

Debajo tenemos el fragmento inicial de su Vida coetánea, en el que menciona su lugar de origen.

'A honor, glòria, llaor e magnificència de nostro senyor Déu Jesucrist, lo reverend e digne de gran memòria mestre Ramon Llull, del regne de Mallorques, instat e sol-licitat una e moltes vegades per alguns seus devots, referí e recontà les coses davall escrites, on se contenen la sua vida, conversió e penitència molt alta e maravellosa, segons que especificadament davau aparrà.'

Desde el siglo XVI al XIX la escritura en catalán dejó de existir; factores muy diversos, como la unión de los reinos de Aragón y Castilla (1479), la desaparición de la cancillería, el uso del castellano por intelectuales como Luis Vives, los condicionamientos comerciales sobre la impresión de libros y, más tarde, la política represiva de Felipe V tras la guerra de Sucesión, ayudan a explicar la crisis que cualitativa y cuantitativamente afectó a la producción literaria catalana desde el siglo XVI al XVIII. 

No es hasta la llegada de la renaixença, con el restablecimiento de los Jocs Florals de Barcelona en 1859 y la poesía romántica de Jacint Verdaguer con L’Atlàntida y Canigó, que la lengua catalana vuelve por sus fueros de producción y calidad. En Valencia, los Jocs Florals fueron impulsados por Teodor Llorente. Tras el romanticismo la plena sintonía con las corrientes literarias contemporáneas se establece con el modernismo, que tiene entre sus principales representantes al poeta Joan Maragall (1860-1911) con su Cant espiritual y al pintor y dramaturgo Santiago Rusiñol, creador de L’auca del senyor Esteve (Las aleluyas del señor Esteve, 1907); Víctor Català (seudónimo de Caterina Albert, que escribió Solitud, 1905) y Joaquim Ruyra, fascinados por el mundo rural, son sus narradores más destacados.

Una producción estable en verso y en prosa continuó hasta la irrupción de la Guerra Civil (1936-39) cuando se prohibió el uso del catalán. Pero a mediados de la década de los años setenta la cultura en catalán se ha recobrado gracias también al rico legado de los catalanes en el exilio como Carles Riba, Pere Quart o el narrador Pere Calders; de autores que habían iniciado su producción antes de 1936 alcanzan su plenitud creadora como Salvador Espriu, los poetas J. V. Foix y Joan Vinyoli, o los novelistas Llorenç Villalonga con Bearn (1956 y 1961) y Mercè Rodoreda, autora de La plaça del Diamant (La plaza del Diamante, 1962); o escritores en buena parte formados durante la posguerra confirman felizmente su valía, como los poetas Gabriel Ferrater y Vicent Andrés Estellés, el poeta y dramaturgo Joan Brossa, los poetas y narradores Joan Perucho, Blai Bonet y Jordi Sarsanedas, o el novelista y dramaturgo Manuel Pedrolo. 

Formados en estos años, y ahora ya en posesión de una obra consolidada por su continuidad y la recepción obtenida por parte del público y de la crítica, son el poeta y ensayista Pere Gimferrer, el dramaturgo Josep Maria Benet i Jornet y el novelista Terenci Moix.

Datos

Es hablado por unos 4 millones de personas (casi todas bilingües en castellano). En la franja costera nororiental de España abarca una zona que va desde el Rosellón y Andorra, donde tiene estatus oficial junto con el francés, pasando por Cataluña y las Baleares. La lengua literaria normativa está basada en el dialecto de Barcelona.

Las zonas en las que el catalán es lengua nativa son: 

  • El Principado de Andorra. 

  • En Francia, casi la totalidad del département de los Pirineos Orientales. 

  • En España: Cataluña, excepto el Valle de Arán de habla gascona, donde se habla el aranés; el lado oriental de Aragón; las Islas Baleares. Valencia1 (salvando algunas comarcas occidentales, que suponen algo más de un tercio de la superficie y que son de habla castellana); la comarca murciana del Carxe.

  • En Italia: el puerto de Alghero, en Cerdeña. El alguerés [alguerès], hablado en la ciudad de Alghero, en el noroeste de Cerdeña, deriva de la comunidad que emigró a esa isla a mediados del siglo XIV. El número de hablantes es de unos 20.000 o 30.000. Algunos niños aprenden la lengua pero dejan de usarla cuando van a la escuela. En muchos hablantes la influencia del italiano o del sardo logudorés es muy fuerte. Se puede considerar que su supervivencia está amenazada.

Dialectos

La lingüística distingue seis dialectos: el leridano, el rosellonés y el central, formados en la fase constitutiva de la lengua; el valenciano (pero en este caso se trata de una lengua con personalidad histórica propia), el balear y el alguerés, consecuencia de la expansión y del sustrato lingüístico existente en cada territorio. 

Entre los variados fenómenos de habla que justifican las líneas divisorias del mapa dialectal (isoglosas), cabe destacar la pronunciación de las vocales a y e átonas: diferenciadas, según los mismos sonidos con que se resuelven en castellano, leridano y valenciano; neutralizadas en un solo sonido intermedio (vocal neutra), en rosellonés, central, balear y alguerés (dialectos orientales). Es opinión generalizada entre los lingüistas que el mapa dialectal catalán presenta mayor cohesión que el de la mayoría de lenguas románicas. A pesar de que existen en catalán diferencias dialectales significativas, estas variedades no dificultan prácticamente la comprensión mutua.

Escritura

 
Juan 1:1-8 en catalán

Gramática

Las vocales de sílaba débilmente acentuada, sean postónicas o protónicas, tienden a perderse; también las finales son poco firmes; -u y -o se pierden siempre, -a en parte del dominio se conserva y en parte se reduce a -e

En el consonantismo es característica la palatalización de l- inicial (llop 'lobo', lletra 'letra', etc.) que no comienza hasta el siglo XVI; f- inicial se conserva y no pasa a h- como en español y en gascón; c ante vocales palatales se pronuncia s aunque se escribe con c (sinquanta cinquanta 'cincuenta', sercol < circulu(m) cèrcol) y g, j en las mismas condiciones pasan a i (escrita j), como jau < jacet; -n final tiende a perderse (lli < linu(m), ple < plenu(m), lleó < leone(m), etc.) Los grupos cl, fl, pl se conservan (clau < clave(m), plora(r) < plorare, etc.); mb se reduce a m (llom < lumbu(m), cama < camba, etc.).

La morfología presenta rasgos característicos como el artículo determinado es, sa, sos, ses (< ipsu, -a) en la lengua antigua y hasta la fecha en algunos dialectos.

Los nombres en catalán son masculinos o femeninos, siendo los artículos asociados de la forma siguiente:

 

Definido

 

Indefinido

 

 

Singular

Plural

Singular

Plural

Masculino

el/l'

els

un

uns

Femenino

la/l'

les

una

unes

Los pronombres personales son: singular jo, tu, ell/ella; plural nosaltres, vosaltres, ells/elles. Los pronombres demostrativos son: aquest/-a/-s/-es 'éste/a, éstos/as'; aquell/-a/-s/-es 'aquél/lla, aquéllos/as'. Una forma educada de dirigirse a otro es vostè/-s, 'usted/-es'. El interrogativo es qui '¿quién?', què '¿qué?', quin/-a/-s/-es '¿cuál?'. El relativo es que.

El marcador del plural es -s, como un gat, plural uns gats, el dia, plural els dies; -os se usa para palabras que terminan en sibilante, como el peix 'el pez', plural els peixos. La dicción del marcador plural puede significar algún cambio en la pronunciación, como taronja 'naranja', plural taronges; boca, plural boques

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: un/una, dos/dues, tres, quatre, cinc, sis, set, vuit, nou, deu; 11 onze, 12 dotze, 13 tretze, 20 vint, 30 trenta, 100 cent.

Al igual que en español hay tres conjugaciones: -ar, -er, -ir, si bien existe un cuarto grupo de verbos, los terminados en -re, por ejemplo: prendre (tomar), romandre (permanecer), caure (caer), fondre (fundir), viure (vivir), etc. La mayoría de verbos de este grupo se conjugan como los terminados en -er; otros en cambio lo hacen como los terminados en -ir. La lengua catalana tiene indicativo, imperativo y subjuntivo. El indicativo tiene presente, imperfecto, pretérito y condicional, además de tiempos compuestos, perfecto y pluscuamperfecto. El subjuntivo tiene presente, imperfecto, pretérito, perfecto y pluscuamperfecto.

Evoluciones características de los romances peninsulares

consonantes

Origen:

mozárabe

gallego-portugués

asturiano-leonés

castellano

navarro-aragonés

catalán

F-

f

f

f

h>Ø

f

f

PL- KL-

pl kl

t

p/pl k/kl

pl kl

FL-

fl

t

/fl

f /fl

fl

L-

j/

l

j

l

/l

N-

n

n

n/

n

n

n

-L-

l

Ø

 l

l

l

l

-N-

n

Ø

n

n

n

n

-LL-

l

¡/

-NN-

n

n/

-LJ-

j

j/

j

-NJ-

 

Ke,i-

t / d

ts

ts

ts

ts

ts > s

-Ke,i-

t / d

ts 

 ts

 ts

ts

ð>Ø

Ge,i-

j/

Ø

-SKe,i-

ts

-KS-

-KT-

xt

jt

jt

t

jt

jt

-(U)LT-

jt

jt

jt

t

jt 

It

-P- -T- -K-

ptk / bdg

b d g

b d g

b d g

ptk / bdg

b d g

-MB-

mb

mb

mb

m

m

m

-ND-

nd

nd

nd

nd

n

n

-M'N-

mn

m

mn / m

mbr

mbn / mbr

mbr

vocales

AL + Cons.

aw

ow

ow

o / al

o / al

al

AW

aw

ow

ow

o

o

AJ

aj/ej

ej

ej

e

e

e

J

é

é

já/jé

í

J

ó

wó/wé

ó

wá/wé

ú/í

jé/é

já /jé

é

wé/ó

wó / wé

wá / wé

é

é

é

é

é

é

 ó

ó

ó

ó

ó

ó

ó

-O#

o/e/Ø

o/u

o/u

o

o/Ø

Ø

 -E#

e/o/Ø

e/i/Ø

e/i/Ø

e/Ø

e/i/Ø

Ø

-AS#

as / es

as

es

as

as

es

Valor de las letras en algunas lenguas romances

 

Italiano

Español

Portugués

Catalán

Francés

Rumano

a

[a]

[a]

[á; ]

[á; ]

[a, ]

[a]

ãe

 

 

[]

 

 

 

ai

[ai]

[ai]

[ai]

[ai]

[ε]

[ai]

ain

 

 

 

 

[]

 

an

 

 

 

 

[ã]

 

ão

 

 

[ ]

 

 

 

au

[au]

[au]

[au]

[au]

[o]

[au]

â

 

 

[]

 

[]

[]

ǎ

 

 

 

 

 

[]

ã

 

 

[ã]

 

 

 

b

[b]

[b~β]

[b]

[b~β]

[b]

[b]

c

[t]

[θ]

[s]

[s]

[s]

[t]

c

[k]

[k]

[k]

[k]

[k]

[k]

ch

[k]..i,e

[t]

[]

[k] raro

[]

[k]..i,e

ç

 

 

[s]..i,e

[s]..i,e

[s]..i,e

 

d

[d]

[d~ð]

[d]

[d~ð]

[d]

[d]

e

[e,ε]

[e]

[é, ; i]

[é, ; ]

[e, ε; ]

[e]

è

*

 

 

[]

[ε]

 

ê

 

 

[é]

 

[ε]

 

é

 

 

[]

[é]

[e]

 

eau

 

 

 

 

[o]

 

ei

[ei]

[ei]

[ei]

[ei]

[ε]

[ei]

ein_s

 

 

 

 

[]

 

en_s

 

 

 

 

[]

 

eu

[eu]

[eu]

[eu]

[eu]

[ø, œ]

[eu]

f

[f]

[f]

[f]

[f]

[f]

[f]

g

[d]

[χ]

[]

[d~]

[]

[d]

g

[g]

[g~]

[g]

[g~]

[g]

[g]

gh

[g]..i,e

 

 

 

 

 

gl

[(:)]

 

 

 

 

 

gn

[(:)]

 

 

 

[]

 

gu

[gw]

[g]

[g]

[g]

[g]

[gw]

gu

[gw]

[gw]

[gw]

[gw]

 

[gw]

 

[gw]

[gw]

[gw]

 

 

h

ø

ø

ø

ø

ø

[h]

i

[]..V,

[i]

[]..V,

[i]

[]..V,

[i]

[]..V,

[i]

[]..V,

[i]

[]..V,

î

 

 

 

 

[i]

[]

j

 

[χ]

[]

[d~]

[]

[]

k

[k]

[k]

[k]

[k]

[k]

[k]

l

[l]

[l]

[l]

[l]

[l]

[l]

lh

 

 

[]

 

 

 

ll

 

[] (América [j])

[]

 

 

 

l.l

 

 

 

[l]

 

 

m

[m]

[m]

[m]

[m]

[m]

[m]

n

[n]

[n]

[n]

[n]

[n]

[n]

nh

 

 

[]

 

 

 

ñ, ny

 

[]

 

[]

 

 

o

[o, ]

[o]

[ó, ;u]

[ó, ;u]

[o, ]

[o]

ò

*

 

 

[]

 

 

ô

 

 

[ó]

 

[o]

 

ó

 

*

[]

[ó]

 

 

õ

 

 

[õ]

 

 

 

õe

 

 

]

 

 

 

œ(u)

 

 

 

 

[œ]

 

oi

oi

oi

oi

oi

[w]

oi

on..s

 

 

 

 

[]

 

ou

 

 

[ou]

 

[w]..V,

[u]

 

p

[p]

[p]

[p]

[p]

[p]

[p]

qu..i,e

[kw]

[k]

[k]

[k]

[k]

 

qu

[kw]

 

 

 

[k]

 

r

[r]

[r:~]

[r:~]

[r:~]

[]

[r]

rr

 

[r:]

[r:] (América [χ])

 

[r:]

 

s

[s~z]

[s]

[]_s

[s~z]

[s~z]

[s~z]

[s]

ss

 

 

[s]

[s]

 

 

ş

 

 

 

 

 

[]

t

[t]

[t]

[t]

[t]

[t]

[t]

ţ

 

 

 

 

 

[ts ]

u

[]..V,

[u]

[]..V,

[u]

[]..V,

[u]

[]..V,

[u]

[]..V,

[y]

[]..V,

[u]

un_s

 

 

 

 

[]

 

v

[v]

[b~β]

[v]

[b~β]

[v]

[v]

w

[v, w]

[w]

[v, w]

[w]

[v, w]

[v, w]

x

[ks]

[ks]

[, ks]

[, ks]

[ks]

[ks]

y (en préstamos menos en español)

[j]

[i] (aislada)

[j]

[j]

[j]

[i,j]

[j]

z

[ts, dz]

[θ] (América [s])

[z]

[z]

[z]

[z]

Notas: El símbolo .. significa 'precede'; _s es límite de sílaba; V significa vocal; el asterisco * recuerda que el acento grave en italiano y el acento en español acentúan la palabra.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto.

1 Si se tiene en cuenta la postura catalanista sobre el valenciano.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here