Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Caucásicas
Lenguas Caucásicas

Historia

El Cáucaso es un pequeño territorio en el que se encuentran localizadas un gran número de lenguas, algunas de ellas muy dispares entre sí. Hay unas cuarenta lenguas que se agrupan en tres familias, siendo el término lenguas caucásicas una expresión puramente geográfica, igual que cuando hablamos de familia papuana de lenguas, por lo que más bien deberíamos hablar de complejo de familias caucásicas. Esas tres, o cuatro, familias son la kartvelia, la abjasio-adiguea y la naj-daguestánica. En los alrededores de la zona también se hablan lenguas túrcicas (azerbaijano y kumiko) e indoueropeas (armenio y osetio).

Posiblemente lo intrincado, orográficamente hablando, de la región favorece la fragmentación lingüística, al suponer el terreno una formidable barrera natural entre unas comunidades y otras.

Las primeras menciones históricas registradas sobre la multiplicidad de lenguas de las montañas del Cáucaso son las del geógrafo griego Estrabón quien vivió a comienzos de la era cristiana. De la complejidad lingüística de esta zona del mundo ya daba testimonio un geógrafo árabe que designaba al Cáucaso como la "montaña de las lenguas". Sin embargo permanecieron ignoradas durante siglos, hasta que a finales del XVIII atrajeron la atención de los estudiosos justo cuando la región caía bajo control ruso. En esos años el alemán Johann Anton Güldenstädt publicó información sobre las lenguas septentrionales del Cáucaso y propuso una clasificación que se aproxima bastante a la actualmente aceptada.

Otros estudiosos continuaron la labor del doctor alemán, destacando entre ellos Peter Karlovich Uslar, considerado el padre y fundador de la lingüística caucásica; Uslar, quien tomó parte en campañas militares en la región de Daguestán y elaboró gramáticas de seis lenguas desconocidas, llegó a afirmar que todas las lenguas caucásicas tenían un antecesor común.

En el siglo XX el trabajo más importante sobre las lenguas caucásicas septentrionales fue llevado a cabo por Adolf Dirr quien publicó monografías sobre nueve de tales lenguas, la mayor parte de la región de Daguestán.

Datos

Las lenguas del complejo caucásico están esparcidas en la región montañosa del Cáucaso que bordea con Turquía, Irán y las Repúblicas (especialmente Georgia) y regiones autónomas de la antigua Unión Soviética. Una de las lenguas ya no se habla en el Cáucaso y está virtualmente extinguida en Turquía, adonde el pueblo ubijo emigró tras la ocupación rusa del Cáucaso noroccidental en 1864. Sólo unos pocos hablantes ancianos de ubijo quedaban en el pueblo turco de Haci Osman Köyü en 1974, donde uno de ellos, Fuat Ergün, tenía siete hijos que hablaban solamente turco y circasiano o adigueo.

Dialectos

Las lenguas caucásicas meridionales y las septentrionales son muy diferentes entre sí y algunos estudiosos dudan de su relación genética, si bien otros contemplan a todas las lenguas caucásicas como interrelacionadas.

Las lenguas caucásicas se pueden dividir en las siguientes familias:

Escritura

Algunas lenguas de esta región nunca han sido puestas por escrito, pero las que tienen tradición literaria normalmente se escriben en cirílico que sustituyó al árabe, tras varias tentativas de usar el romano. La única lengua de las familias del complejo caucásico que posee alfabeto exclusivamente propio es la georgiana, con el alfabeto georgiano.

Gramática

Las lenguas del Cáucaso parece que son del llamado tipo aglutinante y muestran cierta forma de flexión, pero las tres familias varían notablemente entre sí en su gramática y en su morfología.

Desde el punto de vista tipológico las familias noroccidental y nororiental presentan tipos estructurales opuestos, mientras que la familia meridional ocupa un aposición intermedia.

La mayor parte de las lenguas del Cáucaso comparten un número de características léxicas, fonológicas, morfológicas y gramaticales. Por ejemplo, muchas de ellas son ergativas en algún grado, poseen consonantes faringeales y glotalizadas ejectivas, muestran concordancia en el sujeto y el complemento en los prefijos verbales y son generalmente aglutinantes en estructura.

Otra característica generalizada es el gran número de consonantes que poseen la mayor parte de estas lenguas: veintitrés de las lenguas daguestánicas tienen entre 30 y 46 consonantes, aunque tres de esas lenguas exceden esa cifra: la ajvaja tiene 49, la jinalug tiene 76 y la archi tiene 70, aunque según otros lingüistas ese número hay que reducirlo a 49 e incluso 40. Común a las lenguas naj y daguestánicas es la oposición entre consonantes intensivas y no intensivas.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here